1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Zonas protegidas en grandes ciudades

A partir del 1° de enero de 2008 los automovilistas en Berlín, Colonia y Hannover necesitarán una calcomanía medioambiental para circular en ciertas zonas protegidas, de lo contrario serán multados con 40 euros.

default

Placa en Colonia que advierte el inicio de la zona protegida.


El establecimiento de zonas protegidas es la respuesta a un lineamiento de la Comisión Europea de 1999 que obliga a la introducción de medidas para proteger la calidad del aire en las grandes ciudades de los países miembros. Berlín, Colonia y Hannover, se convierten así en ciudades pioneras en Alemania al ser las primeras en establecer zonas protegidas para mantener un límite de partículas contaminantes provenientes de la combustión de gasolina y diesel. Otras ciudades seguirán el ejemplo, el lineamiento comunitario prevé un cierto margen de maniobra para los municipios y ciudades para decidir en qué momento y qué medidas adoptar para proteger la calidad del aire.

Aunque la medida entra en vigor al comenzar el 2008, las autoridades otorgarán un margen de tres meses de tolerancia. Quien circule por la zona protegida sin calcomanía ecológica recibirá una amonestación verbal de la policía, pero a partir del 1° de abril, el infractor será multado con 40 euros y castigado con un punto de Flensburgo. En esta localidad al norte de Alemania se encuentra el registro de tráfico vehícular en cuyos archivos se encuentran los datos de los conductores que han cometido alguna infracción. Quien llegue a acumular 18 puntos en dicho registro pierde la licencia de conducir que es difícil volver a conseguir.

Limitar la circulación de vehículos

Neue Feinstaub Richtlinie: Test mit Russfiltern

Un activista de Greenpeace examina el nivel de particulas contaminantes de un motor con catalizador y uno sin él.

En el caso de Colonia, la zona medioambiental se extenderá sobre un espacio de 16 kilómetros cuadrados a ambos lados del río Rin. Todo vehículo que quiera circular en esta zona deberá contar con una calcomanía de color rojo, amarillo o verde o un permiso especial de exoneración al que sólo se podrá acceder en contados casos.

La medida está dirigida a los automovilistas que circulan diariamente, quienes usan su vehículo para ir al trabajo, los taxistas o los proveedores de mercancías. Ellos provocan una mayor contaminación ambiental que un conductor que usa su vehículo esporádicamente para salir de la ciudad o para visitar algún espectáculo. Tan sólo en la ciudad de Colonia circulan más de 430 000 vehículos, de ellos el 7,3 por ciento no podrán circular en la zona protegida por no contar con un convertidor catalítico o tener un véhículo con viejo motor diesel.

Feinstaub: Messungen der Luft hier in der Corneliusstrasse in Düsseldorf

Mediciones de la calidad de aire en Düsseldorf.

Pocas excepciones

Sólo los vehículos nuevos o lo que tengan un filtro de partículas, podrán usar las calcomanías medioambientales que les permitirán una circulación sin restricciones. Pero estarán exentos de la obligación de portar calcomanía quienes vivan en la zona protegida, quienes tengan ahí un negocio, vehículos utilizados en la agricultura, automóviles antiguos con el distintivo H en la matrícula o aquellos con matrícula roja, es decir, temporales.

En todo caso los habitantes de estas ciudades pioneras en la introducción de zonas ecológicas, deberán tener cuidado en la elección de dónde compran la calcomanía cuyo precio oscila entre los 4 y los 20 euros. Pero una vez con ella, su vigencia es ilimitada, por lo menos hasta la próxima disposición.