1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Zika: bebés con microcefalia presentan otros males graves

Los bebés que nacieron con microcefalia en los últimos meses, en casos presuntamente vinculados al virus del Zika, presentan otros problemas graves, como irritabilidad, atrofias y epilepsia.

La información surge a partir de estudios realizados en bebés que nacieron con microcefalia en los últimos seis meses en el estado brasileño de Pernambuco, noreste del país, cuyas madres habrían sido infectadas por el zika. La neuropediatra Vanessa Van Der Linden, quien fue la primera en advertir sobre la epidemia de microcefalia presuntamente vinculada al zika, explicó que los bebés analizados presentan características diferentes a lo que nacen con microcefalia por otras causas.

Una de las características que presentan estos bebés, a diferencia de los que nacen con microcefalia por otras causas, es la "irritabilidad", que los lleva a llorar 24 horas al día. "Ellos tienen los reflejos muy agudizados, cualquier ruido los asusta", dijo la pediatra, quien dirige la Asociación de Asistencia a

Niños con Deficiencia (AACD) del hospital Barao de Lucena de la ciudad de Recife, capital de Pernambuco. El estado lidera el número de casos de microcefalia presuntamente vinculada al zika en todo el país. El llanto no sería de dolor, dijo la médica, sino que sería causado por un posible desarrollo precoz de los reflejos, lo que ocasiona una superexcitación.

Un fenómeno nuevo y aún no estudiado

Aclaró que por ser algo absolutamente nuevo, no existe ninguna confirmación científica sobre esta situación. Los médicos percibieron además que algunos de estos bebés desarrollan epilepsia a partir de los dos meses de vida, y otros padecen artogriposis, una enfermedad congénita que provoca deformidad y rigidez en las articulaciones.

"No es un problema en los miembros, sino que deriva de problemas neurológicos que los llevaron a tener pocos movimientos dentro del vientre de sus madres. Es como si se pusiera el brazo en un yeso por un año. Cuando se retira el yeso, el brazo está duro", explicó. Los bebés con otros tipos de microcefalia no presentan ninguna de estas condiciones, enfatizó la doctora, que sugiere la posibilidad de que el virus del zika afecte especialmente a las neuronas.

Hasta el momento, siete de los más de 80 bebés cuya evolución está siendo acompañada por Van Der Linden ya tuvieron esta sintomatología confirmada en análisis y muchos aún están siendo examinados, por lo que se prevé que el número aumente.

"Si es provocada por el zika o por otro virus, u otro agente, no sabemos. Lo que puedo decir es que los casos no siguen el patrón que vemos en otras pacientes que tienen infección congénita e hijos con microcefalia", señaló la neuropediatra Vanessa Van Der Linden.

JOV (dpa, UOL)

DW recomienda