1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

Wolfgang Wagner se despide

Wolfgang Wagner, nieto del compositor y director del Festival que honra el genio creador de Richard Wagner desde 1951 anunció su retirada que podría poner fin a la lucha familiar sin tregua por su sucesión.

default

Wolfgang Wagner, nieto del compositor, anunció su dimisión.


La prolongada pugna familiar por la sucesión al frente del Festival Bayreuth sería digna de alguna de las célebres óperas del genio musical alemán. A los 88 años de edad y tras la muerte de su esposa Gudrun, en noviembre pasado, Wolfgang Wagner tomó una decisión que se esperaba ya hace tiempo, pero que aún así fue recibida con sorpresa. A través de un fax dirigido al presidente del patronato del Festival Bayreuth, Toni Schmid, dijo que dimitirá a fines de agosto, cuando concluya la edición 2008 del Festival Bayreuth.

Ya había sugerido hace unas semanas que sus dos hijas, fruto de dos matrimonios y enfrentadas desde hace décadas, Eva Wagner-Pasquier, de 63 años y Katharina Wagner, de 29, podrían hacerse cargo del evento musical que es seguido con veneración por Wagnerianos del mundo entero. El patronato no descarta que las hermanastras puedan asumir el mando conjuntamente, con lo que el clan Wagner seguiría ininterrumpidamente al frente del Festival dedicado exclusivamente a las obras del compositor.

Culebrón familiar

Rücktritt Wolfgang Wagner, Nachfolger, die Töchter Katharina Wagner und Eva Wagner-Pasquier

Katharina Wagner y Eva Wagner-Pasquier.

En realidad Wolfgang Wagner hubiera dejado la dirección a su esposa Gudrun y a la hija de ambos, Katharina, pero eso provocó fuertes tensiones con los miembros del patronato del Festival. El momento más crítico fue en el 2001 cuando el patronato intentó forzar la dimisión del nieto de Wagner eligiendo a Eva Wagner Pasquier como directora, pero Wolfgang se negó a dimitir, insistiendo en que su contrato era vitalicio. Se dice que desde la muerte de Gudrun ha habido una reconciliación entre Eva y Katherina, pero sólo el tiempo dirá si es duradera.

La sucesión de dos repetiría el modelo que adoptó el Festival a partir de 1951, con el proceso de desnazificación. Fue entonces cuando Wieland y Wolfgang asumieron la dirección que dejó su madre, Winnifred, amiga personal de Hitler. Eva, gran conocedora de la obra de Wagner, es también directora del Festival de Aix-en-Provence, mientras que Katherina debutó en la dirección escénica de los Maestros cantores de Núremberg el año pasado, lo que le cosechó el apelativo de inexperta. Todavía falta que los hijos de Wieland no opongan resistencia, pues hace unos años una de ellas, Nike Wagner, declaró su interés de conducir el festival junto con su prima Eva.

Winifred Wagner und Adolf Hitler, Kalenderblatt

Winifred Wagner y Adolf Hitler, en 1934.

Un compositor controvertido

El propio Richard Wagner inauguró el teatro de la ópera en la localidad de Bayreuth en 1876. El lugar fue construido expresamente para ello después de que Wagner buscara en vano un recinto lo suficientemente grande para representar óperas épicas como El Anillo de los Nibelungos. El primer Festival fue inaugurado en 1876 por el emperador Guillermo I de Prusia, cuando Wagner estaba en la cúspide de la fama. Desde entonces la demanda es tan alta que los aficionados pueden esperar hasta diez años para conseguir una entrada.

Cada nueva puesta en escena de su tetralogía de 16 horas de duración de El Anillo de los Nibelungos, ya sea en Berlín, Nueva York o Bayreuth, es un acontecimiento a nivel mundial. Sin embargo el compositor favorito de los nazis sigue siendo controvertido. Cuando Daniel Barenboim ofreció un concierto en Israel en 2001 con un bis con la obertura de Tristán, se desató un verdadero escándalo.

DW recomienda