1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Werder: un exitoso fracaso

El subcampeón del fútbol alemán, actualmente décimo en la tabla general, está a punto de coronar su peor temporada de la última década con dos títulos.

default

¿Se despedirá Diego con una corona?

El cuadro del peruano Claudio Pizarro y el brasilero Diego jugará este miércoles la final de la Copa UEFA, la segunda competición más importante del fútbol europeo, después de la Champions League, y la próxima semana disputará la Copa Alemana enfrentando en Berlín al Leverkusen. Bremen tiene la opción de cerrar con dos trofeos un año que en la liga local es uno de los peores de su historia.

Werder Bremen Claudio Pizarro UEFA Cup Bremen gegen Mailand

El peruano Claudio Pizarro, de Werder Bremen.

Frustración en la Bundesliga

El Werder Bremen era un club acostumbrado a pelear por las primeras posiciones, pero en el campeonato 2008/09 lleva 11 jornadas en el puesto 10, en el cual probablemente terminará pues en el partido de cierre de la temporada enfrentará al líder, el Wolfsburg, equipo que con seguridad saldrá a la cancha a defender con uñas y dientes la opción a su primer título en la Bundesliga.

Para el club verde-naranja la liga alemana fue este año un completo fracaso, una historia para olvidar, en la que la constante fue la inconstancia de un plantel que daba para más: en las fechas 5ª y 6ª, por ejemplo, venció en Múnich al Bayern (5-2) y luego en casa al Hoffenheim (5-4), anotando 10 goles en dos partidos, para luego caer estruendosamente en Stuttgart (4-1).

Los actuales candidatos al título fueron victimas de su maquina de goles: Stutgart (4-0 en la segunda vuelta), Berlín (5-1) y Wolfsburg (2-1); pero al mismo tiempo el Bremen cayó derrotado por los que este fin de semana están a puertas de descender a la segunda división: Karlsruhe (1-0 y 3-1), Cottbus (2-1), Bielefeld (2-1) y Moenchengladbach (3-2).

Fußball Bundesliga : Thomas Schaaf

Thomas Schaaf lleva una década al frente del Werder.

Coincidiendo con la llegada del entrenador Thomas Schaaf al club, desde hace una década, cuando terminó treceavo, el Bremen venía documentando anualmente sus progresos: noveno (2000), séptimo (2001), dos veces sexto (2002 y 2003) y campeón en el 2004. Luego alternó las posiciones tercera (2005 y 2007) y segunda (2006 y 2008). Nunca antes bajo la conducción de Schaaf el equipo había caído tan profundo, al puesto 10. De hecho, en el torneo local no había caído.

Club sin tranquilidad

Por esta razón se escucharon con fuerza voces que criticaban a Thomas Schaaf y pedían su dimisión argumentando que los malos resultados indicaban que su ciclo ya se había cumplido y era hora de darle un nuevo rumbo al equipo. En Bremen se respiraba todo menos un ambiente de tranquilidad.

Sin embargo, los problemas se iniciaron mucho antes de que arrancara la temporada con el debate en torno a la participación de su máxima estrella, Diego, en los Juegos Olímpicos en Pekín, algo a lo cual el club se opuso. El brasilero se marchó de todas formas, sin permiso, dejando al Bremen desamparado en las primeras fechas de la Bundesliga, cuando se obtuvieron apenas dos de los primeros 9 puntos en disputa.

El volante creativo regresó de Pekín con la medalla de bronce colgada al pecho, y aún más inconvenientes en la maleta que iban desde sus aventuras amorosas con una cantante alemana recién separada y sus coqueteos con otros equipos.

El otro gran dolor de cabeza del Bremen esta temporada fue el peruano Claudio Pizarro quien regresó proveniente del Chelsea inglés al equipo que lo lanzó a la fama; él, de todas formas, llegó perseguido por las noticias generadas en su país donde se le acusa de participar de forma irregular en la transferencia de jugadores y de cubrir a su agente en actividades de lavado de dinero y evasión de impuestos.

Bildkombo Vereinwappen Werder Bremen und Schachtjor Donezk Ukraine

Werder Bremen y Schachtjor Donezk.

El escándalo en torno a Pizarro le costó la cabeza al presidente del Bremen, Jürgen Born, quien renunció al cargo cobijado por una sombra de duda sobre sus actuaciones negociando futbolistas peruanos.

Y sin embargo exitoso

Pero curiosamente los más involucrados en la debacle del Bremen en la Bundesliga son los responsables de su gran éxito en la Copa UEFA y en la Copa Alemana, competencias en las que se encuentra en la final.

El entrenador Thomas Schaaf, sin alterarse por las críticas, resolvió desde el banco las principales dificultades del equipo y lo condujo a dos finales en las que se dejó por el camino a contrincantes de peso como el “casi” campeón alemán Wolfsburg, derrotándolo en su patio 5-2; al AC Milán y al Udinense Calcio, con quienes empató de forma decisiva en Italia, y al Hamburgo, equipo al que venció tres veces en cuatro partidos consecutivos.

Diego y Pizarro –ambos con un futuro incierto en Bremen- también fueron determinantes con sus pases y sus goles para que el club, símbolo en Alemania de un fútbol atractivo, moderno y ofensivo, no se fuera en blanco en su peor temporada de los últimos años. Falta ver cuantas de las finales se ganan, entonces se podrá hacer el balance final.

Autor: Daniel Martínez

Editor: Enrique López

DW recomienda