1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Washington-Moscú: fricciones por Siria

Este sábado (13.2.2016), John Kerry instó a Moscú a suspender sus bombardeos aéreos contra la oposición siria antes de que comience el cese de hostilidades en ese país del Cercano Oriente. Rusia intensificó los ataques.

Este sábado (13.2.2016), el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry instó a Moscú a suspender sus ataques aéreos contra la oposición siria antes de la semana próxima, cuando entrará en vigor el cese de hostilidades en ese país del Cercano Oriente. Rusia intensificó sus bombardeos en el norte de Siria en las últimas 24 horas, aseguró Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos. En su opinión, se trata de una maniobra para preparar el avance de las tropas leales al “hombre fuerte” de Damasco, Bashar al Assad, al norte de la ciudad de Alepo, por la que combaten su Ejército y los rebeldes.

“Hasta la fecha, la gran mayoría de los ataques han sido contra grupos opositores legítimos. Los objetivos de Rusia tienen que cambiar para poder cumplir con el acuerdo pactado”, dijo Kerry en la Conferencia de Seguridad de Múnich. Moscú insiste en que sus incursiones aéreas en respaldo de las tropas de Assad sólo están dirigidas contra “terroristas”. El cruce de acusaciones entre ambas potencias evidenció las diferencias de fondo que mantienen sobre Siria –de cara a los bombardeos rusos y al futuro papel de Assad en su país–, pese al acuerdo que alcanzaron para frenar la violencia.

Ver el video 02:20

Plan de tregua en Siria



Rusia, Estados Unidos e importantes potencias regionales como Irán, Turquía y Arabia Saudí anunciaron en la noche del jueves en Múnich un acuerdo para una tregua en Siria, que entrará en vigor dentro de una semana. Quedaron excluidos del alto el fuego el Estado Islámico (EI) y el Frente Al Nusra, la representación de Al Qaeda en Siria. Kerry opinó que el acuerdo podría significar un punto de inflexión en el conflicto. "Las decisiones que se tomen en los próximos días, semanas y pocos meses podrían poner fin a la guerra en Siria", dijo el secretario de Estado en la cita anual de diplomáticos y expertos en defensa.

Arabia Saudí anunció mientras tanto que desplegará aviones de guerra y, eventualmente tropas, en la base aérea de Incirlik, en el sur de Turquía. Por su parte, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, señaló en
declaraciones a medios de su país que podría haber una intervención conjunta de Turquía y Arabia Saudí contra el EI en Siria con una "operación terrestre". Sin embargo, destacó que tendría que formar parte de una estrategia más amplia contra los yihadistas. Assad, ya advirtió esta semana del riesgo de que Turquía y Arabia Saudí, ambos fuertes opositores a su mandato, intervengan militarmente en Siria.

Tras largas negociaciones y la presión de Washington, Turquía abrió el año pasado la base de Incirlik, situada en una posición estratégica cerca de la frontera con Siria, a las fuerzas estadounidenses para sus ataques aéreos contra el autoproclamado Estado Islámico. El viernes el secretario de Defensa estadounidense Ashton Carter consideró que la implicación de "fuerzas locales" del Golfo en Siria, como los Emiratos Árabes Unidos, ayudará a recuperar el control de Al Raqqa, la capital de facto del Estado Islámico en el norte del país. Hasta el momento, las fuerzas kurdas han sido el principal aliado de Washington sobre el terreno para expulsar al EI.

Los kurdos se hicieron con extensos territorios a lo largo de la frontera con Turquía, lo que desató las preocupaciones de Ankara, que combate a los kurdos dentro de su país. Pero muchos opinan que las fuerzas kurdas no son capaces de recuperar territorio fuera de sus zonas tradicionales, por ejemplo en áreas árabes como Al Raqqa.

ERC ( dpa / EFE )

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema