1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Washington: el pragmatismo triunfa ante la ortodoxia

La decisión del gobierno de Estados Unidos de asumir el control de los bancos hipotecarios en crisis demuestra, a juicio de los editorialistas, el pragmatismo de Washington en materia económica.

default

Henry Paulson actuó.

Le Monde, de París: “El anuncio realizado el domingo por el ministro de Finanzas estadounidense, Henry Paulson, de que asumía el control de los gigantes del crédito hipotecario Fannie Mae y Freddie Mae, ilustra nuevamente las dimensiones de la crisis inmobiliaria y financiera que estremece a la mayor potencia económica del mundo. Esto demuestra que también un gobierno republicano puede dar la espalda a la ideología y mostrarse pragmático cuando la situación así lo demanda. No es algo inédito. A diferencia de lo que dicen los republicanos, y a veces también los demócratas, los gobiernos estadounidenses suelen olvidar las leyes de la economía de mercado y se apresuran a ayudar a empresas privadas en aprietos, cuando los riesgos para la economía en su conjunto se vuelven demasiado grandes.”

Ejemplo para Londres

The Times, de Londres: “El salvamento de Fannie Mae y Freddie Mac no está exento de riesgos, ni filosóficos ni prácticos. Grande es el peligro moral, dado que el mensaje que de ello emana es que el comportamiento errado no recibe castigo sino que incluso es recompensado. Además, el futuro de Fannie y Fredie no está asegurado a largo plazo, ni el se sabe cuál será el papel del gobierno en el mercado inmobiliario. No obstante, para las autoridades estadounidenses tuvieron prioridad las necesidades del sistema financiero y el crecimiento económico. Su valor debería inducir a los políticos británicos a reconsiderar sus propias estrategias”.

Decisión tardía

Berlingske Tidende, de Copenhague: “La decisión del gobierno de Estados Unidos de nacionalizar los principales bancos hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac demuestra cuán amplia es la crisis del mercado inmobiliario. (...) Si algo se le puede reprochar al ministro de Finanzas, Henry Paulson, es que la estatización se haya llevado a cabo demasiado tarde. (...) Mediante la nacionalización del fin de semana se han trazado por fin lineamientos claros. (...) El hecho de que el Estado debe intervenir de tanto en tanto, cuando una institución financiera se ha vuelto demasiado importante como para que pueda quebrar, es un precio que deberíamos pagar”.

Cambios de fondo

Nordwest Zeitung, de Oldenburg: “En realidad, de acuerdo a doctrina, el mercado hipotecario estadounidense debió haberse corregido por sí mismo. Pero nadie quiso asumir los temidos efectos colaterales y reacciones en cadena. En consecuencia, los contribuyentes pagan la cuenta. Sería de esperar que Estados Unidos aprovechara la oportunidad para modificar el marco de condiciones del sistema financiero. Atrás deben quedar los tiempos en que los créditos ampliamente riesgosos para el financiamiento hipotecario no eran la excepción sino la regla.”