1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Volkswagen, acusada de prácticas delictivas en EE. UU.

Volkswagen podría ser llamada a comparecer ante la justicia de EE. UU. Corea del Sur y Francia piden iniciar investigaciones para determinar indicios de prácticas delictivas por parte la automotriz.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) acusó a Volkswagen de haber colocado en sus vehículos un software para eludir estándares ambientales y ordenó llamar a revisión casi medio millón de autos de motor diésel en California.

La automotriz admitió el error y aseguró que colaboraría con las autoridades locales, además de ordenar una suspensión de la venta de los modelos implicados en Estados Unidos.

También en Asia, Corea del Sur ha abierto una investigación y estudiar llamar a revisión entre 4.000 y 5.000 vehículos de los modelos Golf, Jetta y Audi A3 fabricados por Volkswagen entre los años 2014 y 2015 y vendidos en este país, dijo, según la agencia Reuters, un responsable del Ministerio deMedio Ambiente. Y no solo eso. "Si encontramos problemas en los vehículos diésel de VW, la investigación se ampliará a todos los coches diésel de Alemania", advirtió.

Según analistas, la gravedad del caso puede dañar gravemente la reputación del sector del automóvil alemán. Además, Volkswagen se enfrenta a una multa de 16.000 millones de euros y sus acciones se desplomaron ayer, lunes, y siguen bajando en el día de hoy.

En opinión de algunos representantes de la política alemana es posible que se produzcan despidos una vez se esclarezca quién es responsable de la falsificación de las pruebas de emisiones de carburante diesel en vehículos comercializados en Estados Unidos.

"Estoy seguro de que habrá consecuencias en la plantilla laboral al final del proceso, no hay duda de ello", dijo Olaf Lies, encargado de Economía del estado alemán de Baja Sajonia en una entrevista para la radio Deutschlandfunk. Lies señalóque primero deberá hacerse una profunda investigación para identificar a las personas que están implicadas en el asunto.

Presidente de Volkswagen EEUU se disculpa

El presidente de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, pidió hoy disculpas por el escándalo en torno a la manipulación de los valores de las emisiones de coches del gigante automotor. Volkswagen es acusada de haber manipulado el sistema electrónico de varios de sus modelos para que sus registros de emisiones se adaptaran a las disposiciones medioambientales norteamericanas, indican hoy medios estadounidenses.

Michael Horn, presidente de Volkswagen de EE. UU.

Michael Horn, presidente de Volkswagen de EE. UU.

"No fuimos honestos", dijo ayer Horn en la presentación de un nuevo modelo de Passat en Nueva York. "No fuimos honestos con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, no fuimos honestos con las autoridades en California y, lo peor, no fuimos honestos con nuestros clientes".

"Tenemos que poner en orden nuestros coches. Y tenemos que poner en orden nuestra relación con nuestros comerciantes y clientes", subrayó Horn. El alemán presidente Volkswagen en Estados Unidos desde principios del año pasado. Las acciones del mayor productor de vehículos de Europa, sinónimo de la fortaleza industrial germana, llegaron a perder hoy más de un quinto de su valor y arrastraron a la baja los títulos de otras automotrices.

Francia quiere una investigación europea

El ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, se pronunció hoy por una investigación "a escala europea" sobre el cumplimiento por los fabricantes de vehículos de las reglas contra la contaminación, tras el escándalo de Volkswagen en Estados Unidos.

Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen AG.

Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen AG.

"Es importante tranquilizar", afirmó en una entrevista a la emisora de radio Europe 1 Sapin, que consideró que la investigación no tiene que limitarse a Volkswagen. A continuación puntualizó que no hay ninguna "razón particular para pensar que los constructores franceses se han comportado como Volkswagen".

Justificó que los controles se hagan en territorio europeo, puesto que tanto el mercado como las reglas de contaminación son europeas. Y sobre todo, insistió en que la contaminación del aire es una cuestión "muy importante", ya que se trata de evitar que la gente "se envenene".

CP (dpa, efe, rtr)