1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Visto bueno a la primera vacuna mundial contra la malaria

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) emitió una evaluación positiva de Mosquirix, pese a que su efectividad es “moderada”.

Pese a los peros, la Organización Mundial de la Salud (OMS) mostró su felicidad este viernes (24.07.2015), luego de que la Agencia Europea de Medicinas (EMA) diera luz verde a la vacuna Mosquirix, creada para combatir la malaria exclusivamente entre bebés de entre seis semanas y 17 meses. La serie de procesos pendientes, de aprobación en distintos países y producción en cadena, así como cálculos de costo-efectividad, auguran que con suerte en 2017 podrá ser administrada.

Sin embargo, se trata del primer avance concreto en la lucha contra una enfermedad que anualmente causa la muerte de hasta un millón de personas en el mundo, la mayoría niños menores de cinco años. La OMS también hará una evaluación de la vacuna, la que espera entregar antes de fines de año. Mosquirix es producto de treinta años de trabajo de la farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK), con el apoyo de la Iniciativa Vacuna contra la Malaria, la Fundación Bill & Melinda Gates y diversos centros de investigación africanos.

Pese a la efectividad limitada del medicamento, las ventajas de la vacuna superan a los riesgos que conlleva. Un estudio con bebés y niños pequeños realizado durante varios años en siete países de África -Burkina Faso, Gabón, Ghana, Kenia, Malawi, Mozambique y Tanzania- concluyó que Mosquirix ofrece una protección con una efectividad de entre el 26 y el 36 por ciento hasta los cuatro años. No es una protección total, pero supone un paso adelante.

Investigaciones continuarán

El portavoz de la OMS, Gregory Hartl, señaló que la Organización se reunirá en octubre para discutir diversos informes sobre la efectividad de Mosquirix. “Se va a analizar su coste en relación a su eficacia y su disponibilidad para ser adquirida”, entre otros asuntos. Hartl hizo hincapié en que la introducción de la vacuna no debe socavar el resto de los programas en la lucha contra el paludismo, como la distribución de mosquiteras impregnadas de insecticida, tratamientos o test de diagnóstico.

El reporte de EMA señala que la vacuna ofrece una protección modesta “en los niños en los doce meses siguientes a su vacunación. La vacuna resultó efectiva en la prevención de un primer o único episodio clínico de malaria en el 56 por ciento de los niños entre 5 y 17 meses y en el 31 por ciento de los niños entre 6 y 12 semanas. La eficacia se reduce al pasar un año. El perfil de seguridad del medicamento se consideró aceptable”.

Peter Kremsner, de la clínica universitaria de Tubinga en Alemania, que participó en el estudio en África, dijo a la agencia dpa que la efectividad de la vacuna no es totalmente satisfactoria, pero que Mosquirix es hasta ahora el mejor resultado tras 100 años de lucha contra la enfermedad. Andrew Witty, que dirige GlaxoSmithKline, calificó la vacuna de una “contribución muy significativa” e informó que, si se confirma la comercialización de la vacuna, se ofrecerá a precio de coste más un 5 por ciento, que reinvertirá en investigación de más vacunas contra la malaria.

DZC (EFE, dpa, Reuters)