Violencia en Siria: “la comunidad internacional tiene que reaccionar” | Política | DW | 29.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Violencia en Siria: “la comunidad internacional tiene que reaccionar”

El Gobierno sirio sigue respondiendo con violencia a las protestas. Mientras que en el Consejo de Seguridad no se logró una condena, Ginebra anuncia investigaciones. Y Europa delibera acerca de sanciones.

default

Derá, Siria. 28 de abril.

Decenas de miles de sirios protestaban el viernes contra el Gobierno y la cruenta represión. “Abajo el régimen”, gritaba una multitud en un barrio pobre de Damasco; lo mismo en Homs, Hama, Banias. También en Derá, en donde comenzaron las protestas hace un mes y medio. La pequeña ciudad al sur del país sigue ocupada por miles de soldados armados; la jornada de hoy también ha sido cruenta.

Un manifestante informa a través de su teléfono móvil: “Exigimos respeto a los derechos humanos, libertad y que termine la ocupación de Derá. ¡No pueden seguir disparando a los manifestantes!”. Testigos oculares informan que los soldados del régimen intentaron impedir que la gente entrase a la mezquita para la oración del viernes.

Según informan corresponsales, las calles de Damasco están pobladas de policías, militares y agentes del servicio secreto. El Gobierno muestra su fuerza y ya anunció que continuará con su política de mano dura. Según los defensores de los derechos humanos, desde el inicio de las protestas han muerto más de 450 personas, la mayoría de ellas por disparos de las fuerzas de seguridad.

Syrien Anti Regierungs Demo

Manifestaciones en contra del Gobierno sirio. 15 de abril.

¿Planes para impulsar la democracia?

Entre quienes apoyan las protestas están la organización islamista Hermanos Musulmanes, prohibida en el país, desde que en 1982 convocó a una revuelta en la ciudad de Hama en la que murieron unas 30.000 personas. Por otra parte, un grupo de activistas apoyado por sirios en el exilio presentó una "propuesta para un cambio nacional y un camino seguro a la democracia en Siria”.

¿Sanciones?

Mientras tanto -después que el plan de una condena para Siria presentado por Alemania, Francia y Gran Bretaña no cuajara en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas- en Bruselas se reunían los embajadores permanentes de la Unión Europea para analizar sanciones tales como restricciones de viajar para representantes del régimen, congelar sus cuentas, suspender ayudas e imponer un embargo de armas.

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, en entrevista a la cadena alemana de radio y televisión ARD, condenaba el uso de la violencia contra la población siria: “Si continúa esta política del régimen de Bachar el Assad, la comunidad internacional tiene que reaccionar y los europeos decidiremos sanciones”.

Después de la intervención en Libia y a pocas horas del atentado en Marruecos, el ministro germano sigue subrayando su escepticismo ante la vía militar. “Nuestro objetivo es lograr soluciones políticas. Hay que subrayar que cada país es diferente. La situación en Marruecos es diferente que la de Libia; a su vez, ésta difiere de la de Siria y de la Yemen. Aquí El Consejo de Cooperación del Golfo ha apoyado para que pueda haber un diálogo en el país. Algo así esperamos que suceda en Siria”.

Entretanto, mientras las agencias informan de nuevas víctimas en las manifestaciones, el máximo organismo de derechos humanos de Naciones Unidas en Ginebra condena a Siria por utilizar la fuerza contra manifestantes pacíficos e inicia una investigación.

Autor: Felix De Cuveland/Mirra Banchón
Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda