¿Violencia contra los refugiados en albergues? | Alemania | DW | 29.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Violencia contra los refugiados en albergues?

Personal de seguridad habría cometido abusos en varios hogares de emergencia en Alemania. Las autoridades policiales temen que haya más casos.

Tras la publicación de casos de maltrato de asilados en albergues de emergencia a manos de guardas de seguridad, tanto el Estado como los administradores privados actuaron con consecuencia. La delegación del Gobierno de Arnsberg, responsable de estos alojamientos para asilados, despidió al servicio de seguridad. Según aclaró una portavoz en la cadena de TV alemana ZDF, se aprobaron nuevos estándares para evitar casos similares y la delegación del Gobierno puso como condición que solo personal sin antecedentes penales pueda trabajar en la seguridad de los refugiados.

En los albergues de emergencia de Burbach, en la región de Siegerland, los vigilantes maltrataron y humillaron presuntamente a un joven argelino de 20 años. Como prueba se admitió una foto hecha con el celular. En ella se puede ver una persona en el suelo atada y dos guardas de seguridad, mientras uno de ellos presiona con el pie el cuello de la víctima. La policía y la fiscalía investigan ahora contra cuatro sospechosos y buscan nuevos casos interrogando a inquilinos de la institución. Según la policía, hay pruebas de delitos de lesiones en los que, en parte, habrían participado los empleados de seguridad.

Un periodista entregó a los investigadores un video donde se ve presuntamente un ataque a otro refugiado en la institución. En una breve secuencia, según la policía se ve a una persona sentada en un colchón y se le amenaza con palizas para que se tumbe. A partir de estas grabaciones comenzaron las investigaciones y los agentes encontraron la foto en el celular de uno de los sospechosos. Además de los dos hombres que aparecen en la imagen, también se investiga a otros dos vigilantes, que poseían armas prohibidas como porras y tenían antecedentes.

Otros casos en Essen

Según un informe de la cadena WDR, parece que también hubo ataques en el hogar para refugiados de Essen. Se trata de palizas y humillaciones probadas por un informe médico. Ambos hogares son administrados por European Homecare, una de las grandes empresas dedicadas a los alojamientos para refugiados en Alemania. En el estado de Renania del Norte-Westfalia, esta empresa administra seis centros de asistencia primaria y en uno de ellos, en Schöppingen, el reportaje denunciaba la falta personal cualificado. La empresa Homecare reconoció falta de psicólogos, educadores y sociopedagogos provocada por el aumento de refugiados.

Como organismo responsable de alojamientos de refugiados en el estado, el representante en la delegación de Arnsberg, Volker Milk, apuntó a una violación del contrato por parte de European Homecare. Para justificar la no intervención del Estado, Milk aclaraba: “Estamos satisfechos con el apoyo que nos prestan las organizaciones de ayuda y la empresa privada European Homecare, evitando que estas personas queden sin hogar. Por eso no creo que sea el momento para discutir estándares”. Por el contrario, el ministro del Interior de NRW, Ralf Jäger (SPD), exigía claridad sobre los casos: “No permitimos la violencia contra los solicitantes de asilo. El que amenaza a personas en situación de emergencia debería ser condenado”, aclaró