1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Violencia callejera y verbal, respuesta del independentismo vasco

Violencia callejera y verbal ha sido la respuesta del independentismo vasco a la detención de dirigentes de la organización Batasuna. Ésta ve en la medida una "declaración de guerra" por parte del gobierno español.

default

Los dirigentes fueron detenidos por orden del juez Baltazar Garzón.

La detención de la cúpula de Batasuna, el ilegalizado brazo político del grupo armado independentista vasco ETA, fue valorada hoy como una "declaración de guerra" por el portavoz de la formación, Pernando Barrena.

Spanien, Verhaftung Rufino Etxeberrias

Rufino Etxeberria, uno de los detenidos.

¿Se perpetuará el conflicto?

Barrena compareció ante la prensa en un hotel de San Sebastián junto a varios dirigentes históricos de Batasuna y unos 80 cargos de la izquierda nacionalista vasca un día después de que produjeran las detenciones, a las cuales calificó de "secuestro" e interpretó como "una declaración de guerra en toda regla contra el independentismo".

El gobierno "apuesta por perpetuar el conflicto político vasco", sostuvo el portavoz. Su respuesta es "tan directa como cruda: Constitución española y represión", agregó.

Violencia callejera

La medida judicial también fue seguida por varios actos de violencia callejera en diversas localidades de País Vasco.

Cuatro individuos encapuchados incendiaron la oficina de Correos de la localidad guipuzcoana de Lezo, tras hacer salir a un empleado que se encontraba allí. El ataque obligó a desalojar a los vecinos de los pisos superiores, según fuentes del Departamento vasco de Interior.

Además, la policía autonómica ("Ertzaintza") pudo evitar durante la noche la quema de un autobús en Markina (Vizcaya) que otros encapuchados habían rociado con gasolina tras hacer bajar al chofer y los cuatro pasajeros que iban a bordo. Los desconocidos lanzaron dos cócteles que no llegaron a explotar y huyeron al notar la presencia policial.

Spanien, Verhaftungen von Basken

Dirigentes de Batasuna, en fotografía de archivo.

También fueron lanzados artefactos incendiarios contra el Juzgado de Paz de la localidad guipuzcoana de Pasaia, sin que se registraran daños graves.

Los arrestos de una veintena de miembros de Batasuna (Unidad) fueron ordenados por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que tiene abierto un sumario contra el grupo desde hace cinco años por su vinculación con ETA en el que investiga la subordinación del partido a la organización separatista y la financiación de ETA a través de las "Herriko Tabernas", las sedes sociales de la formación.

Opiniones diversas

Las acusaciones de Batasuna han tenido como objetivo al gobierno español y también a Garzón. En torno de este aspecto hay opiniones diversas en la opinión pública de España.

En su editorial de hoy, el periódico El País considera que la decisión de detener a los dirigentes de Batasuna "se ajusta a las exigencias legales, pues no supone atentado alguno contra sus derechos individuales.

Der spanische Richter Baltasar Garzon

Baltasar Garzón dictó las órdenes de arresto.

Si se les ha detenido es porque hay indicios de que se trata de una cto orgánico, con el que la formación ilegalizada pretendía reorganizase para seguir prestando su apoyo a ETA".

Desde el otro polo del espectro político, el ABC afirma lo siguiente: "Bienvenido sea este reencuentro del Gobierno de Zapatero con la legalidad, porque es lo que le pedía la mayoría de los españoles y también el PP, a cuyos dirigentes, sin embargo, se les lanzaron las más brutales acusaciones por instar la aplicación de la ley en los mismos términos que se reflejan en la decisión de Garzón".