Vinos latinos en Prowein 2012 | Gastronomía | DW | 06.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Gastronomía

Vinos latinos en Prowein 2012

La feria Prowein es uno de los puntos de encuentro más importantes del mundo para empresas viticultoras y conocedores del mundo del vino de todos los países. Latinoamérica y España tienen gran representación este año.

Dice un viejo dicho de la Provenza que “un día sin vino es un día sin sol”. Y si bien en Alemania muchos son los días que se pasan sin que se vea el sol, durante tres días en Dusseldorf las cantidades ingentes de buen vino que se han visto y probado en su recinto ferial lo han compensado con creces. La Feria Prowein 2012 ha vuelto a la capital de Renania del Norte-Westfalia en su 19ª edición, y ha traído más bodegas y más vinos que nunca. Casi 4.000 expositores de 50 países han expuesto sus productos más nobles a un público especializado proveniente de todos los rincones del mundo.

Prowein es ya una de las ferias de vinos más importantes a nivel global, si no la que más. Y eso es algo que los principales países exportadores de vinos en Latinoamérica y de España lo tienen bien asumido. No en vano abarcaron casi la totalidad de un pabellón entero en el recinto ferial de Dusseldorf.
 

Un punto de encuentro ineludible

“Esta feria se ha convertido desde el punto de vista comercial en la más importante del mundo, según nuestra apreciación” afirma con rotundidad Mario Giordano, director general de la empresa promotora Wines of Argentina. “Y esto se debe a un trabajo inteligente que ha hecho la organización. En primer lugar, la fecha: es el inicio de la temporada, antes las cosechas. Todos los compradores arrancan ahora con sus presupuestos y decisiones de compra. En segundo lugar, no está dirigida al mercado alemán, sino que se celebra en Alemania como base para el encuentro de todos los compradores del mundo.”

Pro Wein 2012 Vertreter Uruguay

"El incentivo para venir a esta feria es cada vez mayor", dice Gustavo Magariños, gerente de Wines of Uruguay.

Argentina es el segundo expositor más grande de Latinoamérica en el pabellón 6 del recinto ferial de Dusseldorf. Su participación en Prowein ha aumentado drásticamente desde su primera aparición en la feria, en su 4ª edición. “En 15 años hemos pasado de 8 a 59. Y en los últimos 3 años especialmente hemos tenido un crecimiento muy significativo”, informa Giordano.

Pero no son los únicos que han crecido en presencia, ni mucho menos. Todos los principales países productores de vino en Latinoamérica han enviado más representación y más productos este año a la feria de Dusseldorf. Gustavo Magariños, gerente de Wines of Uruguay, señala su stand con orgullo, algo más pequeño que el argentino, pero rebosante de buenos vinos encabezados por su “producto bandera”: el Tannat. “La participación de Uruguay siempre se ha mantenido regular, pero este año ha sido mayor de lo habitual. Las importaciones están creciendo y se está trabajando más con Europa. El incentivo para venir es mayor.”
 

Europa, mercado clave

Y es que todos coinciden en que, si bien la mayor parte de sus exportaciones van a parar a Estados Unidos, Canadá y Brasil, en Prowein tienen una oportunidad de oro para cerrar negocios con potenciales clientes europeos: Escandinavia, Holanda, Reino Unido, Europa del Este… Y Alemania, claro.

“El mercado alemán siempre ha sido un mercado de vinos grande y complejo, pero siempre uno en el que los precios nunca han sido muy altos”, aclara Michael Cox, director general de Wines of Chile. “Históricamente, Chile ha vendido mucho vino aquí, pero normalmente de calidad media a precios muy bajos. Ahora vemos una oportunidad para vinos de mayor calidad en los sectores más pequeños pero crecientes del mercado alemán. Este es el gran objetivo de Chile ahora mismo: vender vino de calidad a precios más competitivos, y mejorar su imagen como lugar donde se pueden plantar vides de forma natural y producir vino.”

Pro Wein 2012

"El objetivo de Chile es vender vino de calidad a precios más competitivos, y mejorar su imagen", dice Michael Cox, director general de Wines of Chile.

El inglés Michael Cox habla en nombre del impresionante stand de Chile, sin duda el más grande de los latinoamericanos en Prowein. Sonriendo, afirma que la participación de Chile es cada año mayor, y que este año incluso tuvieron que rechazar algunas empresas por falta de espacio. Y es que las empresas chilenas ven en esta feria una oportunidad tan grande que no la dejan escapar ni siquiera en las peores circunstancias. “Hace dos años, esta feria se celebró dos semanas después del terrible terremoto que sacudió Chile en febrero de 2010” recuerda Cox. “Y aún así, ni una de las compañías de Chile se perdió esta feria. Vinieron a pesar de todos los problemas que había en el país. El compromiso fue absoluto.”
 

Veteranos y emergentes

Tanto Argentina como Uruguay y Chile ven con buenos ojos la más emergente entrada de Brasil en el mercado internacional del vino. El stand de Brasil cuenta este año con 11 bodegas y algunos vinos de lo más sorprendentes: sus espumosos han conseguido hacer que más de uno abra los ojos a una faceta de Brasil casi desconocida. “La gente sólo conoce Brasil por la samba, el fútbol y el carnaval, y a nadie se le ocurre que también puede producir vinos” admite Ana Paula Kleinowski, asistente de promoción comercial de Wines of Brasil. “Y a menudo les resulta sorprendente el comprobar que nuestros vinos tienen un estilo muy europeo, y son de alta calidad.”

Brasil ya lleva acudiendo a Prowein 8 años, pero aún así se le sigue viendo como un “principiante” al lado de veteranos como los otros países latinoamericanos representados en la Prowein. Nada más lejos de la realidad, según Kleinowski, aunque hay razones para pensar así: “Nuestras bodegas son normalmente negocios familiares heredados de antepasados que vinieron de Italia hace mucho tiempo. Son negocios muy antiguos, algunos incluso centenarios. Pero internacionalmente no somos tan conocidos, porque nuestro proyecto de promoción de exportaciones comenzó en 2002.”

Y este proyecto viene, evidentemente, mano a mano con ferias como Prowein, pero también con otras como la London Wine Fair o la Vinexpo y con catas y eventos en diferentes países meta.
 

Pro Wein 2012 Weinstand auf dem Pro Wein

Casi 4.000 expositores de 50 países han expuesto sus vinos en Prowein 2012.

Al otro lado del Atlántico

De esto saben mucho también los españoles, cuya presencia en Prowein es tan abrumadora que ha tenido que ser dividida por Comunidades Autónomas. Así, resultaba curioso encontrar al lado del stand de Sudáfrica al stand de Cataluña, o pasar de Nueva Zelanda a Navarra. “España es como un pequeño continente, con muchos climas diferentes y geografía diversa, y eso se refleja en el tipo de vino que ofrece” argumenta Sonja Overhage-Mrosk, académica de viticultura y portavoz del stand español en la Prowein. “Cada región tiene sus vinos, está muy orgullosa de ellos y los quiere mostrar al mundo.”

Tintos, blancos, rosados; afrutados, frescos, vigorosos, balsámicos, terpénicos, abocados o alegres; tempranillos, crianzas y reservas. La Prowein ofrece todos los rangos y tipos de vinos provenientes de todo país donde las condiciones permitan que crezca la vid. En un ambiente de distensión, elegancia y profesionalidad, las copas ruedan, el vino danza y los paladares se regocijan. En mitad del país de la cerveza, la Prowein supone un pequeño oasis de sabores para los expertos que prefieren tomar una copa por el tallo que una jarra por el mango, y disfrutar del caldo en pequeñas pero significativas cantidades en lugar de vaciar el vaso en pocos minutos. Y es que ya lo decía Salvador DalÍ: “Quien sabe degustar no bebe jamás el vino, sino que degusta secretos”.

Autora: Lydia Aranda Barandiain
Editora: Claudia Herrera Pahl