1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Vicepresidente de Maldivas, acusado de intento de asesinato

Ahmed Adeeb es acusado por la policía de haber participado en un complot para acabar con la vida del presidente Yameen Abdul Gayoom.

El pasado 28 de septiembre, el bote donde se transportaba el presidente de Maldivas, Yameen Abdul Gayoom, sufrió una explosión que dejó a tres personas heridas, entre ellas la primera dama, Fátima Ibrahim. De inmediato comenzaron a circular rumores que finalmente el gobierno oficializó, señalando que la acción había sido un intento de asesinato. Este sábado (24.10.2015), la Policía detuvo al vicepresidente por su presunta implicación en el caso.

Ahmed Adeeb (en la foto) fue capturado en el aeropuerto internacional Ibrahim Nasir, cuando retornaba al país tras haber realizado una visita oficial a China. Los cargos contra él son claros: intento de asesinato. El portavoz policial Ismail Ali dijo a la agencia AP que el líder político fue detenido “por su posible relación con el ataque en el bote”. Adeeb fue trasladado “para la investigación” al centro penitenciario de Dhoonidhoo, situado en una isla cercana, detalló otro portavoz policial, Abdulla Nawaz.

Adeeb siempre negó estar detrás de la acción, pese a que las sospechas sobre su persona surgieron casi de inmediato con el ataque. De acuerdo a la constitución de Maldivas, si el presidente muere, está incapacitado o renuncia, el vicepresidente asume el poder. También fueron detenidos tres soldados, incluido un exmiembro de la seguridad de Adeeb y un agente del escuadrón antibombas del Ejército.

Favorito caído en desgracia

Aunque el gobierno en un principio atribuyó la explosión a una falla mecánica en el bote que trasladaba al mandatario desde el aeropuerto hacia la capital, el comité investigador designado por Yameen confirmó el pasado martes que la explosión fue un “intento de asesinato y no un fallo mecánico ni nada que ver con el aire acondicionado”. El explosivo fue ubicado bajo el asiento que usualmente usa el mandatario, quien se salvó porque no se sentó allí.

El político del opositor Partido Democrático de Maldivas, (MDP, siglas en inglés) Shiham Waheed, dijo que el arresto del vicepresidente, de 33 años y en el cargo desde julio de este año, es un acto “sin precedentes en la historia de Maldivas”. Adeeb es un leal seguidor del presidente y para ser nombrado vicepresidente incluso se cambió la ley para rebajar la edad mínima necesaria de 35 a 30 años. La investigación tras el ataque contó con la colaboración de Sri Lanka, Arabia Saudita y Estados Unidos.

DZC (EFE, AP, dpa)


DW recomienda