Vicepresidente argentino procesado por soborno | América Latina | DW | 28.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Vicepresidente argentino procesado por soborno

Amado Boudou se convirtió en el primer vicepresidente activo en la historia de Argentina en ser enjuiciado por presuntos actos de corrupción. El político kirchnerista de 51 años está acusado de traficar influencias.

El argentino Amado Boudou fue procesado este viernes (27.6.2014) en Buenos Aires bajo los cargos de soborno y negociaciones incompatibles con el ejercicio de cargos públicos, convirtiéndose en el primer vicepresidente activo en la historia del país sudamericano en ser enjuiciado por actos de corrupción. Boudou ha sido acusado de traficar influencias cuando era ministro de Economía (2009-2011) para salvar de la quiebra a la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica, de adquirirla a través de un opaco fondo de inversión llamado The Old Fund y de haber contribuido a dejar la gestión de esa empresa en manos de supuestos allegados suyos.

El juez federal Ariel Lijo dispuso el embargo sobre los bienes de Boudou por 200.000 pesos, notificó el Centro de Información Judicial (CIJ). Junto al vicepresidente argentino fueron enjuiciados otros cinco imputados en la causa: su amigo José María Núñez Carmona, el empresario y supuesto testaferro Alejandro Vandenbroele, el ex funcionario de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Rafael Resnick Brenner, el dueño de la imprenta, Nicolás Ciccone, y Guillermo Reinwick, yerno de Héctor Ciccone, cofundador de la compañía en cuestión. Boudou insistió en que las acusaciones en su contra no son más que “falacias”.

Boudou dejó el Palacio de Hacienda para convertirse en compañero de fórmula presidencial de Fernández de Kirchner.

Boudou dejó el Palacio de Hacienda para convertirse en compañero de fórmula presidencial de Fernández de Kirchner.

Boudou se rehúsa a renunciar

Boudou, de 51 años, aseguró que “lo que está en juego en estos años, sobre todo desde la llegada de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner a la presidencia de Argentina, es si el poder está en manos del pueblo o en muy pocas manos que toman las decisiones”. La oposición argentina demanda que el vicepresidente renuncie o pida licencia, algo que el funcionario ha rechazado en todo momento. Boudou se acercó al kirchnerismo tras militar en la Unión del Centro Democrático (UCeDe), agrupación de centroderecha ya extinta. En 2008, Fernández de Kirchner lo puso al frente de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES).

Boudou ejerció como ministro de Economía entre julio de 2009 y diciembre de 2011, y luego dejó el Palacio de Hacienda para convertirse en el compañero de la fórmula presidencial en el segundo mandato de Fernández de Kirchner, que comenzó en 2011 y finaliza el año próximo. El actual Gobierno argentino expropió la imprenta Ciccone en 2012 –rebautizándola como Compañía de Valores Sudamericana– por considerarla de gran utilidad pública para la confección de papel moneda. Muchos opositores alegan que la nacionalización de la imprenta tuvo lugar para destruir las evidencias que podrían incriminar a Amado Boudou.

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda