1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Viaje al fondo del mar, en Stralsund

En la ciudad hanseática de Stralsund se abre el camino a un viaje apasionante por el mar, en un nuevo complejo que combina las virtudes de un gigantesco acuario y las de un centro de información.

default

Gigantes del mar, a escala natural, en el Ozeaneum.

Stralsund es una de las atracciones del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, con un casco antiguo que la UNESCO ya ha declarado patrimonio de la humanidad. Pero, desde ahora, su magnetismo turístico se multiplicará. No conforme con ofrecer a sus visitantes una encantadora mirada al pasado, Stralsund orienta los ojos hacia el futuro... y hacia la profundidad de los mares. Allí abre sus puertas un museo marítimo superlativo, que las autoridades locales sitúan entre los 10 más relevantes del mundo: el Ozeaneum.

60 mil tinas de baño

Ozeaneum Stralsund vor der Eröffnung

Más que un mero acuario gigante.

Es más que un museo y es más que un acuario: el Ozeaneum invita a una travesía por el fondo del mar, combinando exposiciones, información y, desde luego, la exhibición de múltiples especies marinas del norte de Europa. El nuevo complejo arquitectónico contará con 39 acuarios en una superficie de 8.700 metros cuadrados. Las dimensiones recuerdan aquí las inmensidades del mar: seis millones de litros de agua se requiere para llenar las enormes “peceras”, lo cual equivale a la capacidad de unas 60.000 tinas de baño. Y, como se trata de agua potable, libre de gérmenes, se han requerido más de 150 toneladas de sal para conferirle las características propias del hábitat de los aproximadamente 7.000 peces en exhibición.

Baustelle des Ozeaneums in Stralsund

Dos años tomó la construcción del Ozeaneum.

No todos los acuarios alcanzaron a estar listos para la inauguración, a la que fue invitada también la canciller Angela Merkel. Por ejemplo, la construcción del mayor de los acuarios se retrasó poco más de una semana, por razones técnicas que resultan comprensibles, en vista de que era necesario filtrar 2,6 litros de agua del Mar del Norte para llenarlo. De todos modos, se trata de una de las grandes atracciones del Ozeaneum. Un cristal

Ozeaneum Stralsund vor der Eröffnung

Las maravillas del mar, al alcance de la mirada.

de 10 metros de ancho y 30 centímetros de grosor separan allí al visitante de cardúmenes compuestos por miles de arenques y caballas. Para lograr ese efecto y evitar que cada pez nade por su cuenta, se pensó en incluir en ese acuario a un depredador natural, que induzca a formar grandes grupos para buscar protección. Es decir, se trata de simular las condiciones de la naturaleza, aunque no del todo: el depredador será siempre bien alimentado, de modo que no ataque a los peces.

Gigantes del mar

Blauwal Ozeaneum Stralsund

La ballena azul, un coloso imponente.

También Greenpeace se ha hecho parte de esta gran apuesta por acercar a la gente un poco más al océano, organizando “Gigantes del mar- 1:1” , la mayor muestra del mundo sobre las ballenas. “Mediante esta exposición, queremos que se pueda vivenciar la fascinación de los gigantes marinos y también el peligro que corren”, explicó el jefe de este proyecto del grupo ecologista.

En una sala de 20 metros de altura se exhiben allí réplicas de orcas, ballenas jorobadas y otras especies. La más llamativa es la réplica de una ballena azul, de 26 metros de largo, bajo la cual se instalaron reposeras para que la gente pueda contemplar de cerca las dimensiones del coloso, mientras escucha por los parlantes el canto de las ballenas o el arrullo de las olas. Toda una experiencia por la que vale la pena viajar al norte de Alemania. Así lo esperan al menos los responsables del Ozeaneum, que deberá autofinanciarse operativamente mediante la venta de entradas y espera contra con más de medio millón de visitantes al año.

DW recomienda