1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela: se instaló el Parlamento con mayoría opositora

Tras la juramentación de los nuevos legisladores venezolanos, la mayoría de los cuales pertenece a la MUD, el nuevo presidente de la Asamblea Nacional confirmó que la oposición buscaría recortar el mandato de Maduro.

Ver el video 01:19

Asume el nuevo Parlamento en Venezuela

El nuevo presidente de la unicameral Asamblea Nacional de Venezuela, el diputado socialdemócrata Henry Ramos Allup, confirmó que algunos de los partidos de la alianza antichavista Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tomarían medidas este mismo año para adelantar el fin del Gobierno del presidente Nicolás Maduro. Aunque la promoción de un referendo revocatorio u otros mecanismos para acortar el mandato de Maduro es objeto de debate en el seno de esa coalición, las palabras de Ramos Allup cobran particular peso tras la juramentación de la nueva camada de legisladores este martes (5.1.2015), la mayoría de los cuales pertenece a la oposición.

En seis meses se decidirá la “salida constitucional, democrática, pacífica y electoral para la cesación de este Gobierno”, aseguró Ramos Allup tras ser investido como jefe del Poder Legislativo, describiendo esa “salida” y la ley de amnistía para liberar a los “presos políticos” como dos “compromisos no transables". Las fuerzas opositoras cercanas al partido de Ramos Allup, Acción Democrática, acordaron en julio de 2015 que, de obtener una mayoría calificada de dos tercios en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, sopesarían varias opciones con miras a que Maduro no llegara hasta el final de su mandato, que termina oficialmente en el año 2019.

Ramos Allup recordó que esas opciones son el referendo revocatorio, que puede activarse cuando Maduro cumpla la mitad de su gestión, en julio–, la enmienda constitucional, la renuncia voluntaria del gobernante o el establecimiento de una Asamblea Constituyente. Pese a la dureza de estos planteamientos, el diputado opositor dijo que “en los próximos días” debe recibir en el hemiciclo a Maduro y que lo hará “con dignidad y respeto”. La instalación del nuevo Parlamento y la inauguración del período legislativo 2016-2021 este 5 de enero pone fin a 16 años de hegemonía del chavismo, luego de que la MUD obtuviera una contundente victoria en los comicios del 6 de diciembre.

La oposición se alzó con 112 de los 167 escaños de la Asamblea. Tras el inicio de sesiones, los representantes del oficialismo se retiraron de la sala, denunciando que la oposición había violado el reglamento al realizar un debate cuando sólo correspondía una sesión protocolar de juramentación de la Asamblea Nacional y la elección de su nueva directiva. Antes de que se instalara el nuevo Congreso, la polémica corrió en torno a la juramentación de tres diputados opositores y un oficialista, cuya proclamación fue suspendida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ); el oficialismo exigió a la bancada opositora respetar la decisión judicial.

“La Sala Electoral (del TSJ) declaró procedente la solicitud de amparo cautelar y, en consecuencia, ordenó de forma provisional e inmediata la suspensión de los efectos de los actos totalización, adjudicación y proclamación (de estos diputados)”, recordó el diputado oficialista Pedro Carreño tras revisar las credenciales de sus colegas. De oficializarse la suspensión de estos diputados, la bancada opositora quedaría reducida a 109 diputados, por lo que no contaría con la mayoría calificada de dos tercios que le permitiría reformar, derogar o aprobar leyes orgánicas sin contar con el voto del oficialismo.

La medida del TSJ se produjo luego de que el oficialista Partido Socialista de Venezuela (PSUV) introdujera un amparo contra los resultados de las elecciones en el estado Amazonas, al sur de Venezuela, tras presentar una grabación en la que presuntamente dos dirigentes opositores reconocieron haber comprado votos. Esa denuncia y las presuntas evidencias de delito electoral han sido rechazadas por la oposición. Carreño advirtió entre los abucheos de sus colegas opositores que si se desconocía la medida de la Sala Electoral, el TSJ podría declarar nulas las sesiones que se realicen con la presencia de los diputados cuestionados.

Desde el chavismo se criticó también la elección de Ramos Allup, alegando que la MUD incurría en una “contradicción” al prometer “cambio” mientras elegía como presidente del Parlamento a un político con más de cuarenta años de carrera legislativa y líder de un partido (Acción Democrática) que pasó muchos años en el poder, antes de que Hugo Chávez ascendiera a la presidencia de Venezuela. La diputada oficialista Tania Díaz lamentó también que la mayoría opositora apueste a la “restauración de un modelo excluyente”, ya que “no hay ni una sola mujer en la directiva, ni un solo joven”, sino políticos de la vieja guardia.

A pesar de las observaciones del oficialismo, la sesión continuó según lo pautado y sin que quedara claro que sucedería con los diputados afectados por el fallo judicial del TSJ. Ramos Allup contará con los opositores Enrique Márquez y Simón Calzadilla en los cargos de primer y segundo vicepresidente.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema