1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela: polémica renovación de partidos

La oposición venezolana denuncia un intento de ilegalizar a partidos políticos antichavistas, alegando que las normas impuestas por el Consejo Nacional Electoral para renovar sus registros son “imposibles” de cumplir.

La mayor alianza de formaciones opositoras de Venezuela, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), rechazó este miércoles (8.2.2017) "las inaceptables condiciones” impuestas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para la renovación de los partidos políticos, describiéndolas como un intento de ilegalizar a los grupos antichavistas de cara a las venideras elecciones regionales y municipales. Según la Constitución, estos comicios debieron realizarse en 2016, pero la máxima autoridad electoral –dominada por fichas del oficialismo– se ha inhibido de organizarlos. Los adversarios del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) sostienen que éste teme perder el control de gobernaciones y alcaldías debido a su creciente impopularidad.

La MUD tacha de "restrictivas y fraudulentas” las normas impuestas por el CNE para que los partidos renueven su registro. Según esa coalición, el organismo sólo activará 390 de las 40.000 máquinas disponibles para la lectura de huellas digitales y cada partido contará con apenas 14 horas durante un fin de semana para un proceso que, originalmente, podía cumplirse en cuatro meses. La MUD hizo un llamado a la comunidad internacional –mencionando específicamente a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), al Mercado Común del Sur (Mercosur), a la Organización de Naciones Unidas (ONU), a la Unión Europea (UE) y al Vaticano– para que rechace la actuación del CNE.

La MUD le atribuye al CNE la intención de implementar en Venezuela un sistema similar al vigente en Cuba y Nicaragua, donde "los ciudadanos pueden votar, pero no pueden elegir; condenados como están a ‘escoger' solamente entre las opciones que el régimen presenta”. La plataforma antichavista ha enfatizado que las condiciones puestas por el CNE para la renovación del registro de los partidos perjudicará también a grupos opositores chavistas. El CNE anunció el martes (7.2.2017) que el proceso en cuestión comenzaría el 18 de febrero y terminaría el 23 de abril. Esa premisa fue criticada por Luis Emilio Rondón, el único de los cinco rectores del CNE que no está alineado con el PSUV, por ser  de "casi imposible cumplimiento”.

En el proceso, que se realizará durante diez fines de semana, "deberán renovar el registro de sus militantes 59 organizaciones con fines políticos que no participaron en los dos últimos procesos electorales o que no alcanzaron una votación equivalente al 1 por ciento de los sufragios emitidos”. A ojos de Rondón, esas condiciones impiden que los partidos alcancen "porcentaje de ley” para mantener su vigencia en al menos doce estados. Rondón explicó que el lapso indicado sólo le dará a cada partido un fin de semana para obtener el apoyo necesario del 0,5 por ciento del Registro Electoral en al menos doce estados, establecido en la ley de partidos políticos vigente. No obstante, el rector insistió en que "no hay razón para que el periodo de renovación de nóminas de las organizaciones políticas, afecte la convocatoria, cronograma y realización de las elecciones regionales”.

ERC ( dpa / EFE )

DW recomienda