Venezuela: Parlamento sin derecho a voto | América Latina | DW | 13.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Pugna de poder en Caracas

Venezuela: Parlamento sin derecho a voto

Según el Tribunal Supremo de Justicia, el presidente Nicolás Maduro podrá aprobar el presupuesto 2017 pasando por alto a la Asamblea Nacional. Experto advierte de la alteración del orden institucional en Venezuela.

Vista de una sesión del Parlamento venezolano.

La Asamblea Nacional ha sido declarada en desacato.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela dio la respuesta que cabía esperar a la consulta de Nicolás Maduro: el Presidente podrá obviar el trámite parlamentario y presentar el presupuesto 2017 directamente a dicha corte. Con ello se despoja a la Asamblea Nacional de una de las atribuciones que le confiere la Constitución y se da un paso más en la pugna entre el Gobierno y el Parlamento, al que los magistrados consideran en rebeldía, por el desacato de una sentencia anterior.

Discrecionalidad en el manejo de recursos

El presidente Nicolas Maduro

El presidente Nicolás Maduro se atendrá a la decisión del TSJ

"Que el presidente Maduro decida unilateralmente las prioridades de Venezuela y en qué se gastan los recursos cada vez más escasos, viola no solo la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en sus artículos 187 y 313, sino el derecho de cada uno de los venezolanos que elegimos a los diputados de la Asamblea Nacional para que nos representen en el proceso de aprobación, seguimiento y control de los fondos públicos”, señala en un comunicado Transparencia Venezuela. Su directora ejecutiva, Mercedes De Freitas, subrayó que "la pretensión presidencial profundiza la discrecionalidad y la opacidad en el manejo de los recursos del pueblo”.

A juicio de Manuel Silva-Ferrer, investigador del Instituto de América Latina de la Universidad Libre de Berlín, Venezuela avanza "hacia la instauración de un régimen totalitario, hacia una dictadura. Es una dictadura de nuevo cuño, de nuevo orden; uno de los elementos más claros para poder observar ese proceso es la alteración de todo el orden institucional”.

Pugna institucional

El académico hace notar que el chavismo "se encuentra atrincherado fundamentalmente en dos instituciones: la presidencia y el TSJ. Ese TSJ nombrado a la carrera entre Navidad y Año Nuevo es el que ha estado impidiendo el funcionamiento de una Asamblea Nacional electa en elecciones libres”.

La posición venezolana desconoce de plano la legitimidad de la medida. El presidente de la subcomisión de Presupuesto del Parlamento, José Guerra, calificó el fallo del TSJ de "muy grave” y señaló en su cuenta de Twitter que si el Gobierno aprueba por sí mismo el  presupuesto, este "será nulo”. Y esto tendrá consecuencias también para la obtención de créditos externos, por ejemplo.

¿Consecuencias?

"Por supuesto, esto va a traer algún tipo de consecuencias colaterales”, matiza Silva- Ferrer, Sin embargo, no cree en que el hecho signifique un cambio real. "En términos prácticos, no tiene ninguna consecuencia, porque sencillamente esto es lo que hizo Chávez todo el tiempo que gobernó con una Asamblea que le era absolutamente aquiescente  y que constantemente le otorgaba poderes extraordinarios para que hiciera lo que quisiera". Eran las llamadas "leyes habilitantes”, indica el catedrático de Berlín, haciendo notar que Maduro continuó también esa senda, pretendiendo gobernar por decreto en el marco de un estado de emergencia económica.

Políticamente, la consecuencia es más relevante, a juicio del investigador de la Universidad Libre de Berlín: "Estamos viendo cómo se articula un gobierno autoritario”, apunta.  Y Subraya que "así ocurre en todos los regímenes dictatoriales; ocurre hoy en día en Turquía, Ocurre en Rusia, ocurre en Irán y ocurre ahora en Venezuela, exactamente así”.

Autora: Emilia Rojas

DW recomienda