1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela: oposición exige que referendo no siga demorándose

La oposición venezolana dijo que espera que el poder electoral no siga demorando el trámite hacia el referendo presidencial y que agilice el paso a una segunda fase.

Venezuela - Mesa de la Unidad Democratica Partei Jesus Torrealba

El secretario general de la MUD, Jesús Torrealba

La oposición venezolana dijo este sábado (07.05.2016) que espera que el poder electoral no siga demorando el trámite hacia el referendo presidencial y que agilice el paso a una segunda fase, en la que 1,8 millones de electores deben confirmar que desean que la suerte del presidente, Nicolás Maduro, sea decidida en las urnas.

Entre acusaciones de parcialidad a favor de Maduro que le achacan a cuatro de los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dijo que espera para las próximas horas el fin oficial de la primera fase. Esta consistió en la entrega el lunes pasado al ente electoral de firmas de electores a favor del inicio del trámite hacia el referendo y la verificación de estas en un plazo de cinco días.

La MUD debió recabar las firmas de al menos un 1 % del universo electoral nacional, equivalente a unos 190.000 electores a favor del referendo, pero asegura que el lunes entregó 1,8 millones, cerca del 10 % de los casi 19 millones de votantes del país.

Operación morrocoy

El secretario general de la MUD, Jesús Torrealba, denunció que el CNE "aplica operación morrocoy (tortuga)", pese a que el proceso "se produce en el marco de un estallido social en progreso", porque la situación en Venezuela "es hoy muy preocupante; el hambre no espera y el dolor de familias afectadas por el hampa tampoco".

"Venezuela es hoy un polvorín que está demandando soluciones y quienes integramos la MUD queremos que sean pacíficas, con los votos y no con la sangre del pueblo", pero "tenemos que denunciar que la corrupta cúpula oficialista sigue obstaculizando la salida pacífica", remarcó.

Capriles y otros dirigentes de la MUD han denunciado que la mayoría de los rectores electorales están retardando deliberadamente el proceso y seguirán haciéndolo, con la intención de que se celebre en 2017 y no este año.

Si la oposición gana el referendo este mismo año, el CNE deberá convocar nuevas elecciones presidenciales, pero si lo hace en 2017 Maduro será reemplazado hasta 2019 por su vicepresidente, Aristóbulo Istúriz.

"Si el referendo revocatorio no es este año, no tiene sentido. No nos interesa un mismo Gobierno. O es este año o no hay revocatorio", dijo Capriles.

FEW (EFE, AFP)



DW recomienda