1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela: muerte de Serra fue una "macabra encomienda"

El gobierno piensa que Robert Serra, uno de los parlamentarios más jóvenes de la Asamblea Nacional, murió asesinado en un acto bien planificado.

Robert Serra, de solo 27 años, era uno de los líderes juveniles más carismáticos del Partido Socialista Unido de Venezuela. Su muerte, en un crimen que ha conmocionado al país, ha pasado rápidamente a convertirse en un asunto político, luego de que el gobierno de Nicolás Maduro asegurara este jueves (02.10.2014) que la muerte del diputado por Caracas y su pareja, María Herrera, correspondió a una “macabra encomienda”.

El ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, dijo que el crimen fue concienzudamente planificado. “Robert Serra fue un líder importante de la juventud del PSUV, visiblemente comprometido con el proceso revolucionario y con el comandante (Hugo) Chávez y sin duda su muerte obedeció a una macabra encomienda”, afirmó, complementando que los asesinatos no fueron “un hecho azaroso cometido por la delincuencia común”.

“Estamos en presencia de un homicidio intencional, planificado y ejecutado con gran precisión; según las evidencias obtenidas todo señala que es un homicidio organizado, planificado al detalle y con mucha técnica”, indicó. El joven parlamentario murió la noche del miércoles 1 de octubre, acuchillado en su residencia, ubicada en el oeste de Caracas, en una zona popular de la ciudad.

“No habrá impunidad”

Rodríguez Torres prometió que los criminales serán capturados “en un corto plazo” y aseguró que “no descansaremos en nuestra lucha contra las fuerzas del mal. No habrá impunidad”. Serra fue hallado en el segundo piso, con varias puñaladas en el cuerpo. Herrera, en tanto, estaba en la primera planta, también con numerosas heridas. El diputado contaba con cuatro guardaespaldas. En julio de 2012, uno de sus escoltas había sido asesinado con un tiro en la nuca.

Señales de rechazo al crimen han sido entregadas por todos los sectores políticos venezolanos. La oposición tenía prevista una manifestación para el 4 de octubre, pero decidió suspenderla en señal de respeto. “Es momento de solidaridad, es momento de duelo”, dijo el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba. Venezuela es, tras Honduras, el segundo país con más homicidios en el mundo, con una tasa de 53,7 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

DZC (dpa, EFE, Reuters)