1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela: "El régimen de Maduro va a salirse con la suya"

El resultado del referendo en Venezuela recibió muestras de apoyo desde el exterior. Sin embargo, esa estrategia hasta cimentaría el poder de Nicolás Maduro, que lleva al país hacia un régimen castrista, según experto.

Una mujer sostiene la bandera venezolana durante el plebiscito del 16.07.2017.

Una mujer sostiene la bandera venezolana durante el plebiscito del 16.07.2017.

La opinión pública, la mayoría de los gobiernos y también los medios del mundo occidental coinciden en su preocupación por que Venezuela retome el cauce democrático y critican el papel de la Asamblea Constituyente y el de las Fuerzas Armadas. Luego del referendo del domingo (16.07.2017), la Mesa de Unidad Democrática (MUD) quiere que los 7.186.170 votos en contra de la Asamblea Constituyente sirvan para validar la voluntad de todo el pueblo venezolano de que el chavismo abandone el poder. En ese contexto, el anuncio de sanciones severas contra Venezuela por parte del presidente de EE. UU., Donald Trump, si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, atizan aún más una situación ya de por sí compleja y en la que la violencia es el denominador común.

Más información:

Venezuela denuncia "insolente amenaza" de EE. UU. y se reafirma en Constituyente

Opinión: Venezuela, a la espera de la “hora cero”

Más allá de si las cifras del plebiscito, -que, de ser ciertas, reflejarían la voluntad de un 36,85 por ciento de la población venezolana- se inflaron o no, no puede pasarse por alto que una gran parte de los venezolanos busca un cambio. "La oposición venezolana convirtió el referendo sobre la AN en un referendo contra el presidente de Venezuela", dijo Reggie Thompson, analista político del instituto privado Stratfor, de EE. UU., en entrevista con DW. "Pero cabe recordar que el gobierno de Venezuela y el Consejo Nacional Electoral (CNE) no reconocen este resultado, por lo cual se trata de un resultado simbólico del programa político opositor. El resultado no deja de ser solamente un barómetro del nivel de descontento social y no debería interpretarse como algo que automáticamente va a forzar un cambio político".

A todo esto, la oposición se ampara en el artículo 70 de la Constitución y dice que el resultado del referendo es vinculante, obteniendo reacciones como la de Trump. "Yo no lo interpretaría como vinculante", dijo Reggie Thompson. "Tanto los opositores como el gobierno están actuando fuera de las vías jurídicas. Es solo retórica", opina Thompson. Por otra parte, Julio Borges, el presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) dijo que ha llegado la "Hora cero" para Venezuela (una expresión que se origina en la ofensiva final contra los nazis en la II Guerra Mundial) y el resultado del referendo puede provocar una mayor disposición de la gente a movilizarse. El horizonte de una salida a la crisis en Venezuela a través del diálogo y la conciliación parece volverse cada vez más improbable.

Estrategias opositoras "erróneas"

Marcos Novaro, analista político del CONICET (Argentina).

Marcos Novaro, analista político del CONICET (Argentina).

Al país le esperan horas aciagas y nadie sabe a ciencia cierta en qué desembocarán las estrategias de la oposición y del gobierno. "La oposición cometió un error al fijarse un objetivo mucho más alto, de 11 millones de personas a favor del referendo", señaló, por su parte, Marcos Novaro, politólogo e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), de Argentina, a DW. "Desafiaron al Estado en su capacidad de obligar a los ciudadanos a correr riesgos y votar, pero al ponerse esa meta mostraron un error de conducción". Eso lleva a los opositores a un callejón sin salida en el que "su estrategia de desgaste no le está permitiendo ganar tiempo, sino que es el régimen el que lo gana", dice.

Según él, las protestas tampoco están conduciendo a una solución: "Las protestas van acompañadas del reloj que sigue corriendo y nos acerca a la convocatoria de la Constituyente y a los pasos que el régimen ya decidió que va a dar en dirección a un sistema más castrista en el que no va a haber nuevas manifestaciones electorales sin control desde el poder". Es decir, que la mayoría no se va a manifestar y se va a reforzar la situación de "doble legitimidad", explica. Es decir, por un lado, la de un régimen que controla el Estado y se mantiene en el poder, y por el otro, "la legitimidad difusa de una oposición que no logra arrebatarle ese poder."

Rol clave de las FF. AA. de Venezuela

El rol de las fuerzas de seguridad es clave en lo que suceda en Venezuela en los próximos días. Según Novaro, es grande el riesgo de que se produzca un salto en el desarrollo de los acontecimientos, en el que militares y policías actúen dispuestos a desafiar la represión. Eso "podría llevar a una confrontación armada con resultados muy inciertos". En cambio, "si nadie fuerza esa confrontación armada, el régimen seguirá avanzando con su salida, que será de un castrismo gradual". Para Reggie Thompson, mucho dependerá de lo que haga Donald Trump: "Si se aplican sanciones, si hay consecuencias para el gobierno venezolano, a corto plazo se verán más enfrentamientos en las calles", pronostica el analista.

Muchos se preguntan si Maduro pedirá asilo, como estuvo considerando en los últimos meses. "Si ocurre, eso hará cambiar temporalmente el panorama, pero si el PSUV sigue con su rumbo hacia la Constituyente, seguirá el enfrentamiento entre la oposición y el gobierno", agrega Thompson. "Lo que vamos a ver es un régimen claramente autocrático. El régimen va a salirse con la suya", asegura, por su parte, Novaro.

La inflación desbocada, la escasez de medicinas y alimentos, la corrupción y la criminalidad tienen un gran impacto en la sociedad, y el descontento sigue aumentando. Las protestas actuales representan un mayor desafío al gobierno de Nicolás Maduro que las protestas de 2014, ya que aquellas no incorporaban tanta gente del oeste de Caracas y de los estratos más bajos de la sociedad. El rechazo contra el gobierno de Venezuela es más generalizado. Y las reacciones son más contundentes. Donald Trump amenazó con que "EE. UU. no se quedará quieto mientras Venezuela se desmorona". ¿Qué motiva esa reacción en este momento? Es probable que no sea producto inmediato del referendo. "El referendo es el disparador, pero hay que recordar que el conflicto ideológico entre EE. UU. y Venezuela es algo que se viene desarrollando desde hace mucho tiempo, y en su administración ha habido más presión por parte de legisladores, como Marco Rubio, para una acción decisiva", aclara Reggie Thompson. Marcos Novaro coincide con esa visión: "Las sanciones severas tendrían que haberse aplicado antes, cuando Venezuela estaba renegociando su deuda", sostiene. "Esa era la ocasión para asfixiar al régimen, por el lado financiero. Eso demuestra que Trump no tiene mucho interés en 'meter mano' en Venezuela. Es todo pour la gallerie".

¿Subestiman los medios al gobierno de Venezuela al darle tanta importancia al resultado de la consulta popular opositora en cuanto a las posibilidades de que influya en la caída del gobierno? Para Marcos Novaro, "Maduro y su gente no actúan sin ton ni son, pero van camino a una salida inestable." Si el régimen consigue tiempo y puede normalizar la situación económica, mucha gente que no votó en el plebiscito podría conformarse con tener lo suficiente como para sobrevivir. "El régimen no va a detenerse. Y la oposición tampoco genera una alternativa segura para la gente". El país se enfrenta a su punto más álgido a lo largo de 18 años de chavismo. Sin factores externos ni internos que frenen el proceso constitucional, en Venezuela, solo la sensatez de parte de ambos bandos podría representar una mínima luz de esperanza.

Autora: Cristina Papaleo (VT)

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema