1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Venden obras privadas de Picasso por 15,8 millones de euros

Un total de 168 obras privadas que el artista malagueño Pablo Picasso guardó en su estudio durante toda su vida se vendieron hoy (05.02.2016) en una subasta en Londres por 12,1 millones de libras (15,7 millones de euros).

La casa Sotheby's sacó a puja 187 piezas, entre las que había 70 esculturas de cerámica y terracota y 106 trabajos sobre papel, que pertenecían a la colección de la nieta del pintor cubista Marina Picasso, y de las que finalmente 168 encontraron comprador.

La obra estrella fue “Visage”, un estampado en bronce que se vendió por 425.000 libras (552.000 euros) y que Picasso realizó entre 1933 y 1934 por medio de una técnica conocida como vaciado a la cera pérdida. Supone un objeto único dado que el procedimiento escultórico por el que se realiza se remonta a tradiciones antiguas que usan moldes elaborados con cera de abeja para obtener figuras de metal. El golpe de martillo sonó con fuerza para fijar la venta por un valor de 305.000 libras (396.000 dólares) de “Trois visages” (1953), un jarrón de cerámica vidriada con un rostro pintado en azul con los trazos característicos del artista.

Las esculturas expuestas hoy a los compradores pertenecen a diferentes etapas de la producción de Picasso: desde sus primeros trabajos de 1947-48 hasta sus producciones más maduras de la década de 1960, entre las que se encuentran platos decorativos y piezas con formas de animales o humanos.

No solo las cerámicas triunfaron en la sesión de Sotheby's, ya que los trabajos de papel del malagueño, que abarcan desde finales del siglo XIX hasta sus últimos años de trabajo, consiguieron venderse a precios elevados. Ese fue el caso del dibujo con bolígrafo “Études pour femme au chapeau” (1939), que muestra cinco rostros del cubismo más representativo del autor, y que fue adquirido por 251.000 libras (326.000 euros). Un poco más, 257.000 libras (338.000 euros), se pagaron por el dibujo a lápiz “Homme jouant au violon” (1912), uno de los que dan una visión más precisa de esa técnica que el autor de “Las señoritas de Aviñón” llegó a pulir y a dominar a la perfección.

No es la primera vez que la nieta del afamado autor vende trabajos de su abuelo pertenecientes a su colección privada, una decisión que tomó hace unos años para poder dejar atrás el pasado. (EFE)



DW recomienda