1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Vaticano presenta cargos contra exnuncio acusado de pederastia

Josef Wesolowski fue acusado de pagar por sexo con niños mientras era embajador papal en República Dominicana.

Mediante un comunicado de prensa, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, informó este martes (23.09.2014) que la sede católica había tomado la decisión, por expresa orden del papa Francisco, de dictar arresto domiciliario contra el exnuncio de República Dominicana, Josef Wesolowski, acusado de pederastia. También se presentaron cargos criminales contra el religioso.

Wesolowski fue retirado de su puesto el año pasado, luego de que se conocieran acusaciones en su contra por abuso de menores, específicamente de pagar por sexo con niños mientras era el embajador papal en el país centroamericano. En junio fue declarado culpable por un panel disciplinario eclesiástico, que decidió que el exnuncio tampoco podría oficiar como sacerdote.

El religioso polaco, de 66 años y quien estuvo en República Dominicana entre enero de 2008 y agosto de 2013, se convierte, así, en el primer clérigo de alto rango de la Iglesia católica que enfrenta cargos en el Vaticano por abuso de menores, y en la figura eclesiástica más destacada en ser arrestada desde Paolo Gabriele, un exmayordomo papal condenado en 2012 por robar y filtrar documentos privados del expapa Benedicto XVI.

Críticas al Vaticano

A diferencia de Gabriele, Wesolowski no permanece detenido en la prisión del Vaticano -un par de habitaciones junto a una corte-, sino que fue puesto bajo arresto domiciliario en un apartamento en la Santa Sede por razones médicas. En ese lugar espera por un juicio bajo cargos criminales. El hombre vivía libremente en Roma y víctimas de abuso sexual habían exigido su arresto, por temor a que pudiera escapar.

El Vaticano afirmó que la detención de Wesolowsni, quien es investigado por la Justicia de República Dominicana y también por la polaca, reflejaba los deseos del papa Francisco “de que un caso tan grave y delicado fuera abordado sin demoras, con el rigor justo y necesario”. En los últimos años, la iglesia ha sido fuertemente criticada tras conocerse una serie de abusos cometidos por sacerdotes en diversos lugares del mundo que fueron silenciados durante décadas.

DZC (dpa, Reuters, EFE)