1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Valls advierte del avance de la ultraderecha: "Europa puede morir"

El primer ministro francés, Manuel Valls, advirtió, en un foro económico organizado por el diario alemán "Süddeutsche Zeitung", que el avance de la ultraderecha puede llevar a la disolución de Europa.

El primer ministro francés, Manuel Valls, durante el foro económico organizado por el periódico alemán “Sueddeutsche Zeitung” en el Hotel Adlon de Berlín.

El primer ministro francés, Manuel Valls, durante el foro económico organizado por el periódico alemán “Sueddeutsche Zeitung” en el Hotel Adlon de Berlín.

El primer ministro francés, Manuel Valls, alertó hoy (17.11.2016), tras la victoria electoral del republicano Donald Trump en Estados Unidos, de un avance de la extrema derecha, así como de la desintegración de Europa.  "Europa puede morir", afirmó el socialista en una conferencia económica organizada por el diario alemán Süddeutsche Zeitung en Berlín.

En Europa aumenta el egoísmo y faltan proyectos, criticó. Los jefes de Estado y de Gobierno europeos deberían arremangarse, reclamó y solicitó a Alemania invertir más y prepararse para el futuro en vista del envejecimiento de la sociedad. 

Con respecto a Trump, Valls señaló que no hay que confiarse en que una vez asuma el cargo ganará en sabiduría y no realizará algunos de sus proyectos y que hay que estar alerta. Para el jefe del Gobierno francés el triunfo de Trump muestra que lo que muchos ven como imposible puede ocurrir.

Abandonar el lenguaje tecnócrata

Un paso importante para recuperar la confianza en el proyecto europeo es abandonar el lenguaje tecnócrata y frío y reaccionar ante los temores y la indignación de la gente, sin caer en simplificaciones.

Valls se refirió también a la importancia del eje franco-alemán para impulsar a Europa e insistió en la necesidad de hacer más inversiones de futuro para generar crecimiento y empleo. "Somos conscientes de la importancia de la estabilidad presupuestaria pero también necesitamos inversiones para impulsar el crecimiento y el empleo", dijo.

"Para Europa, el tiempo de la inocencia ha terminado", declaró el primer ministro francés y reclamó que los países de la UE asuman su responsabilidad en política de defensa y seguridad fortaleciendo sus esfuerzos e incrementando su gasto en defensa hasta un dos por ciento del rendimiento económico. Europa debe proteger sus fronteras exteriores y decir quién puede venir y quedarse como refugiado, agregó.

Por otra parte, defendió la capacidad de hacer reformas de Francia contra los escépticos al respecto. "Existe la idea de que en Francia no se puede hacer reformas pero eso no es verdad. Las reformas pueden hacerse bajo dos condiciones; hay que explicarlas bien y hay que anunciar cuales se van a hacer antes de las elecciones", dijo.

FEW (dpa, EFE)
 

DW recomienda