1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Una hormiga de otro mundo

Sensacional descubrimiento: hormiga de la Amazonia, pálida, ciega y depredadora, testimonio aún vivo de una era de hace 120 millones de años.

default

Martialis heureka: la hormiga de otro planeta.

El entomólogo Christian Rabeling realizó el hallazgo casi por casualidad: de noche, al caminar a lo largo de un suelo cubierto de hojas, junto a la ruta AM010, en el estado de Amazonas. La hormiga, de unos 3 milímetros de largo, había salido de la tierra, donde normalmente vive. Su aspecto extraño le llamó la atención a Rabeling.

Pero el científico no logró salir realmente de su asombro cuando el ejemplar fue analizado genéticamente en el Instituto de Biociencias de Karlsruhe, Alemania: allí se constató que no sólo su aspecto exterior, sino también sus genes se diferencian tanto de las otras especies de hormigas actualmente conocidas que era necesario crear una nueva subfamilia, la primera desde 1923.

Y no sólo ello: por sus características, los entomólogos Christian Rabeling y Manfred Verhaagh, que acaban de publicar el resultado de sus estudios en la revista especializada "Proceedings", de la Academia de las Ciencias de EE. UU. ("PNAS"), concluyeron que esta hormiga primitiva se halla en la base de la evolución de esos insectos, que comenzó hace 120 millones de años, cuando las hormigas comenzaron a desarrollarse a partir de un antepasado común, que comparten con las avispas.

Aspecto extraterrestre

Por su "aspecto extraterrestre", los científicos la bautizaron "Martialis heureka", que significa algo así como "marciana: la hemos descubierto". Especializada para vivir en el oscuro subsuelo, la hormiga perdió el color y la vista.

Probablemente sale de la tierra muy pocas veces y sólo de noche, en busca de alimento. Sus mandíbulas largas y en forma de finas pinzas, singulares en el reino de las hormigas, pueden servirle para extraer organismos blandos de sus refugios, por ejemplos larvas de insectos o gusanos.

"Es la más primigenia y primitiva forma de hormiga que conocemos", dice Rabeling, "un auténtica reliquia de tiempos pasados". Ha sobrevivido inmodificada hasta hoy porque en el subsuelo tiene muy pocos enemigos naturales y el clima en la Amazonia se ha mantenido estable durante mucho tiempo.

Un exitoso modelo de la evolución

Las hormigas son un exitoso modelo de la evolución y uno de los más exitosos grupos de animales, destacándose su vida social y su capacidad para formar colonias. Actualmente se conocen 12.460 especies, pero se supone la existencia de muchas más. "En total pueden llegar de 15.000 a 20.000", dice Rabeling.

La nueva subfamilia permite deducir la existencia de un gran número de especies similares debajo de la tierra de los bosques tropicales, dicen los científicos. La búsqueda de noche y la extracción de muestras de tierra pueden ayudar a hallar más. El ejemplar encontrado por Rabeling se guarda actualmente en el Museo de Zoología de la Universidad de San Pablo, Brasil.

Las hormigas y termitas son los verdaderos reyes del planeta. Juntas conformas aproximadamente un cuarto del total de biomasa en la Tierra, exceptuando el ser humano.

DW recomienda