Una alemana en Cannes | Cine | DW | 23.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Una alemana en Cannes

“Tore tanzt” (Tore baila) no solo es el único largometraje alemán que se exhibirá en el Festival de Cine de Cannes, sino que también se trata del debut fílmico de la hamburguesa Katrin Gebbe.

Katrin Gebbe

Katrin Gebbe

El protagonista Tore es un excéntrico seguidor de Jesús, escucha música punk, viste chamarra de cuero y vive junto con otros creyentes en un tipo de comuna cristiana. En su universo, Dios es “cool” y el peinado mohicano y el rosario no se contradicen.

Tore tanzt es el único largometraje alemán que compite en Cannes.

"Tore tanzt" es el único largometraje alemán que compite en Cannes.

Al darse cuenta de que no todos en la comuna viven la fe tan consecuentemente como él, Tore abandona el lugar y se muda a la casa de la familia de Benno, a quien acaba de conocer. Pero, al poco tiempo, Benno empieza a maltratar a Tore, y la amistad entre los jóvenes se convierte en una relación entre un torturador y su víctima. Al final, la familia obliga a Tore a prostituirse, pero el joven creyente soporta el martirio como prueba de Dios, por amor al prójimo.

Una película perturbadora basada en la realidad

Esta abnegación ilimitada es el ingrediente más perturbador en la película. “Pero está basada en la realidad”, cuenta la directora Katrin Gebbe. En el 2009, una pareja mantuvo preso en el sótano a un niño minusválido durante 9 meses, torturándolo hasta morir. Poco después de haberse graduado en la Escuela de Medios de Hamburgo, la joven directora se enteró del caso por la prensa.

Una escena de la película Tore tanzt.

Una escena de la película "Tore tanzt".

Junto con la productora Verena Graefe-Höft sacó adelante el proyecto, a pesar de todos los obstáculos. No se trata de una típica historia de amor, el tema es fuerte y los actores son poco conocidos: el debut parecía estar condenado para el fracaso. Entonces, se dio el milagro. La producción de bajo presupuesto recibió una invitación a Cannes, uno de los festivales de cine más importantes del mundo. Y por si fuera poco, es la única contribución alemana al programa oficial. “Es grandioso, sobre todo para mí, como joven productora de cine”, dice orgullosa Katrin Gebbe. “Es como ganarse la lotería”.

Más allá de las masas

“Tore tanzt” se exhibirá junto con otras películas independientes. En la categoría “Un Certain Regard” se incluyen producciones tanto de novatos como de artistas experimentados que se atreven a trabajar con nuevos temas y formas.

El largometraje de Katrin Gebbe competirá contra otras 17 películas. Su película convence con un nítido lenguaje visual y un sutil plano narrativo. “Claro que también trata la violencia”, afirma la directora. “Pero esa brutalidad no forma parte de un género como las películas de terror, sino que se genera en la vida cotidiana y por ello es tan impresionante”.

Katrin Gebbe logra no alabar la fe ni condenar el mal. Capa por capa, expone las inseguridades y las dudas a ambos lados. Son imágenes que hieren y producen rabia, pero son de una autenticidad que pocas veces se encuentra entre el glamour de las estrellas de Cannes.

Autor: Aygül Cizmecioglu / VC
Editor: Diego Zúñiga

DW recomienda