1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Un pez, comedor de algas, podría resolver un conflicto submarino

Las algas y el lecho marino están poniendo en peligro la existencia de los arrecifes de coral, en la costa de Brasil. El pez loro podría ser la solución al problema, pero esta especie también se encuentra amenazada.

Ver el video 07:12

Vea aquí el video. Brasil: el pez loro, defensor del arrecife

Objetivo del proyecto: evitar la sobrepesca y mantener el equilibrio entre las algas, los corales y otras especies propias de los arrecifes del archipiélago de Abrolhos.

Tipo de proyecto: monitorizar la existencia de peces y algas dentro y fuera de las áreas protegidas.

Diversidad biológica: la protección del pez loro es crucial para la diversidad de todas las demás especies de peces y corales.

Implementación:

· Observación submarina y registro del número de especies de peces.

· Desarrollo de una base de datos y nuevas directrices de protección.

· Integración de las autoridades nacionales e internacionales de pesca.

· Preparación de una campaña de sensibilización.

Tamaño del proyecto: situado a 50 km de la ciudad de Caravelas, en el estado brasileño de Bahía, el Parque Nacional de Abrolhos tiene una extensión de 107 hectáreas y el mayor arrecife de coral de América del Sur.

Inversión del proyecto: el proyecto de protección del archipiélago de Abrolhos está financiado por la organización ecologista Conservation International (CI), que ha desempeñado un papel clave en la creación de diecisiete equipamientos para las áreas protegidas internacionalmente. Asimismo, la Iniciativa Internacional para la Protección del Clima (IKI, en sus siglas en alemán) financia un proyecto, que analiza la adaptación basada en los ecosistemas (EBA) en Brasil, Sudáfrica y Filipinas – con un total de casi 4,5 millones de euros.

Debido a la proliferación de algas y lechos marinos en la costa de Brasil, los arrecifes de coral no reciben luz suficiente para su supervivencia y acaban muriendo. Los científicos creen que el pez loro, que se alimenta principalmente de algas, podría ayudar a la restauración del equilibrio marino. No obstante, el pez loro también se encuentra amenazado. Los escarios, o peces loro, son considerados un manjar culinario por su delicioso sabor. Por ello es muy común encontrar esta especie en el menú de muchos de los restaurantes situados a lo largo de la costa brasileña. Como consecuencia, el pez loro está oficialmente considerado como una especie amenazada. Los propios pescadores se encuentran cada vez con menos y más pequeños ejemplares nadando en los arrecifes. Con el objetivo de frenar esta tendencia, biólogos marinos, de la organización ambientalista Conservation International (CI), pretenden demostrar y concienciar de la importancia de estos peces para la estabilidad de los ecosistemas coralinos de la costa de Brasil.

Un videoreportaje de Holger Trzeczak

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema