1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

"Un paso adelante de los criminales"

El nuevo pasaporte electrónico es una realidad en Alemania, incluido el registro de huellas digitales. Se debate aún sobre las implicaciones que ello tiene en cuanto a las libertades ciudadanas.

default

Huellas digitales son capturadas ya en chips electrónicos.

El registro de huellas digitales como parte del llamado «pasaporte electrónico» es una etapa en el largo camino con el que las autoridades alemanas y europeas pretenden alcanzar un mayor grado de seguridad en el tráfico internacional de viajeros. Se trata, ante todo, de evitar que personas viajen con pasaportes falsificados hacia el "espacio de Schengen", donde es posible trasladarse de una nación a otra sin pasar controles fronterizos.

¿Sólo un ensayo?

De hecho, el Comisionado Federal para la Protección de Datos Personales, Peter Schaar, advirtió sobre la posibilidad de que la medida sea tan sólo un ensayo falible con miras a lograr un documento de identificación totalmente electrónico.

Su colega a nivel berlinés, Alexander Dix, coincidió: “El chip integrado al pasaporte “puede ser leído por terceros sin que la persona afectada se percate de ello”, dijo. Y fue más allá, al recomendar que en lo sucesivo los viajeros alemanes envuelvan el pasaporte electrónico en hojas de aluminio, a fin de evitar que los datos sean obtenidos por intrusos. “Los registros de huellas digitales capturados de manera ilegal incluso podrían llegar a Internet», señaló el funcionario.

Deutschland Sicherheit Reisepass mit Fingerabdruck

El pasaporte electrónico será un hecho en Europa en 2009.

Hay quienes, en cambio, piensan que el nuevo sistema es a toda prueba, y utiliza procedimientos ya conocidos en otros ámbitos: el viajero somete las huellas de sus dedos índice de ambas manos a un detector que las registra y almacena en chips integrados al pasaporte elctrónico.

Las autoridades alemanas prometen que tal registro no será vulnerado, ni guardado por las autoridades. “Este recurso nos ayudará a colocarnos un paso adelante de los criminales desde el punto de vista tecnológico”, afirma el ministro alemán del Interior, Wolfgang Schäuble.

Hacia el Big Brother

“Poco a poco vamos siendo arrastrados hacia un Estado de índole preventiva que nos observa continuamente”, responde la líder de Los Verdes, Claudia Roth. La Liga Internacional por los Derechos Humanos dice asimismo que el pasaporte electrónico “viola los principios de la autodeterminaión informativa” de las personas.

Jan Korte, de La Izquierda, considera que el nuevo documento es innecesario, pues las fotografías biométricas que se aplican desde hace dos años en los pasaportes otorgan un grado aceptable de seguridad.

Previsiblemente, las declaraciones en uno y otro sentido continuarán hasta que la medida muestre sobre la marcha sus cualidades y defectos. Cualquiera que sea el rumbo de los alegatos, el pasaporte electrónico es una realidad a partir del 1 de noviembre en Alemania.

Es el primer país de la Unión Europea en cumplir con la norma establecida por el bloque comunitario: dentro de dos años, todos demás miembros deberán implementarla. El próximo paso para Alemania será la aplicación de un documento electrónico de identidad, paso programado para finales de 2009.

DW recomienda