1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Un nuevo detenido por el caso Ayotzinapa

Javier Brito Catalán ha admitido su participación en la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala el pasado mes de septiembre.

Las autoridades mexicanas han encarcelado a un hombre, al parecer implicado en la desaparición de los 43 estudiantes el 26 de septiembre en Iguala, en el sur de México. Así lo informó hoy (24.05.2015) la Procuraduría General de la República. Javier Brito Catalán quedó recluido en el Centro Federal de Readaptación Social 4 "Noroeste" del estado de Nayarit por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzasarmadas y delitos contra la salud. En su declaración ministerial, Brito admitió su participación en la desaparición de los 43 estudiantes.

El hombre, presunto miembro del cártel Guerreros Unidos, fue capturado en los últimos días en el marco del Operativo Especial Tierra Caliente por parte de miembros de las fuerzas federales sobre la carreterra Iguala-Teloloapan. En el momento de su detención, Brito portaba un arma larga y cinco paquetes con marihuana. Policías municipales en alianza con Guerreros Unidos estuvieron involucrados en la desaparición y asesinato de 43 estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa el 26 de septiembre.

Un centenar de detenidos

Según las investigaciones, los jóvenes tomaron por la fuerza algunos autobuses para acudir a una manifestación el mismo día en que la esposa del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, encabezaba un acto público que pretendía ser su lanzamiento político con miras a suceder a su marido. Abarca, ya detenido junto a su esposa por vínculos con el grupo criminal, ordenó a los policías municipales que impidieran la llegada de los estudiantes, lo que originó una persecución que finalizó con un saldo de seis muertos y 25 heridos, además de los 43 desaparecidos.

Según las autoridades, los estudiantes fueron entregados a los Guerreros Unidos, que pensaron que los jóvenes pertenecían a un cártel rival y los llevaron a un basurero de Cocula, donde los asesinaron y quemaron. En el lugar se encontraron cenizas y fragmentos de huesos calcinados, pero solo han sido identificados los restos de un joven. Un centenar de personas, entre ellos el destituido alcalde de Iguala y policías de Iguala y de la vecina ciudad de Cocula han sido arrestados.

MS (dpa/efe)