1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Un muerto en ataque con cuchillo en Alemania

Según el ministro de Interior de Baviera, el agresor sufriría de problemas mentales y de adicción a algún tipo de droga. Por el momento, las autoridades descartan un trasfondo terrorista.

Ver el video 02:06

Conmoción por ataque en estación de Baviera

El ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, informó este martes (10.5.2016) que, según las primeras investigaciones, no hay indicios de que se trate de un ataque islamista el registrado hoy en la estación de tren de Grafing (cercana a la ciudad de Múnich, en el sur de Alemania), con el resultado de un muerto y tres heridos.

En declaraciones a los medios tras una reunión del Gobierno bávaro en Múnich, Herrmann explicó que presumiblemente el agresor, un alemán de 27 años y sin antecedentes policiales, tiene problemas psiquiátricos y de drogadicción.

El hombre fue detenido en el lugar de los hechos tras el ataque, mientras la policía sigue investigando la posibilidad de que haya una motivación política en lo sucedido después de que testigos indicaran que el joven gritó "Alá es grande" en la estación de tren.

El agresor no vive en Baviera

Las fuerzas de seguridad arrestaron al hombre sobre las cinco de la mañana (03.00 GMT) junto a la estación de Grafing, en el municipio de Ebersberg, poco después de que se produjese la agresión. En un comunicado, la fiscalía señaló que el hombre, detenido tras el ataque, no reside en el estado de Baviera, en el que se encuentra la localidad de Grafing.

"El agresor realizó declaraciones en el lugar de los hechos que llevan a deducir una motivación política", había dicho ese organismo al principio, sin ofrecer más detalles. Pero las autoridades no descartaron que el hombre pudiera sufrir de una enfermedad mental o padecer de algún tipo de adicción a las drogas.

Las cuatro víctimas del ataque son de sexo masculino. Un hombre de 50 años resultó herido grave y falleció después en el hospital. Los otros tres heridos, de 58, 43 y 55 años, se encuentran ingresados en distintos centros hospitalarios de la región.

Además, siguen investigando lo sucedido, así como las declaraciones de varios testigos, que han asegurado que el atacante gritó "Alá es grande" antes de lanzarse sobre varios viandantes de forma indiscriminada, según estos dos medios.

La estación de Grafing permanece cerrada y el tráfico de trenes de cercanías interrumpido ya que la policía está investigando el "escenario de un crimen", explicó un portavoz de la policía de Oberbayern Nord.

CP (efe, rtr)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema