1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

NRS-Import

Un empate y muchas dudas

Tras poco más de una semana de relajamiento en Mallorca la selección alemana empezó con un deslucido empate a dos goles frente a Bielorrusia, en Kaiserslautern, la fase decisiva de preparación para la Eurocopa 2008.

default

Marko Marin (alemán, centro) y Alexander Hleb (izq.) se disputan el balón, mientras Egor Filipenko observa.


Los días en la isla española produjeron más bajas en el plantel alemán de las previstas; en total el entrenador Joachim Löw tuvo que prescindir contra Bielorrusia de 8 jugadores: el arquero Rene Adler, el defensor Arne Friedrich, los medio campistas Tim Borowski y Simon Rolfes y los delanteros Mario Gómez y Kevin Kuranyi, quienes se quedaron en Mallorca por recomendación médica.

Länderspiel Deutschland Belarus Deutsche Mauer

Tiro libre para Bielorrusia.

En el caso de los defensores Marcell Jansen y Heiko Westermann, el primero permaneció sentado en la banca como medida preventiva para evitar que sus problemas musculares se agudicen; el segundo recibió autorización para viajar a su casa y asistir al parto de su hijo.

Sorpresiva formación

A pesar de la baja de los dos jugadores llamados a ocupar la posición de lateral izquierdo -Jansen y Westermann- el entrenador Löw desistió de mover a esa banda a Philipp Lahm, quien ocasionalmente ha cubierto el puesto, confirmando de esta forma que el defensor del Bayern Munich está plantado definitivamente por el carril derecho.

El técnico alemán prefirió acudir a una solución creativa enviando a marcar por la izquierda al volante Thomas Hitzlsperger. La carencia de rutina del jugador del Stuttgart en esa posición convirtió ese sector en el preferido del equipo de Bielorrusia para lanzarse al ataque, y fue premiado con el primer gol de descuento.

Länderspiel Deutschland Belarus Bundestrainer Joachim Löw während des Spiels

Joachim Löw: no muy contento.

En el mediocampo el cuerpo técnico de Alemania también sorprendió presentando desde el inicio a David Odonkor, uno de los jugadores obligados a justificar su convocatoria definitiva al igual que los ingesados en el segundo periodo Marco Marín (por Bastián Schweinsteiger), Jermaine Jones (remplazó a Michael Ballack), y Piotr Trochowski (en el lugar de Thorsten Frings).

En el ataque, producto de la ausencia del goleador hispano-alemán Mario Gómez, Alemania lució la formación que tanto éxito le entregó en el Mundial 2006: Miroslav Klose y Lukas Podolski. Ambos dieron paso en el segundo tiempo a los delanteros de la división de ascenso Oliver Neuville y Patrick Helmes. Dos duplas muy diferentes que seguramente se disolverán en la Eurocopa.

En la mira

Atractivo especial del partido ante Bielorrusia fue la competencia abierta en defensa del cupo en la nomina de 23 jugadores que viajarán a la Eurocopa.

Actualmente hay 26 nombres en la lista y 3 de ellos serán tachados definitivamente, marginándolos de la selección.

Para David Odonkor, Marco Marín, Jermaine Jones, Piotr Trochowski, Oliver Neuville y Patrick Helmes -todos ellos candidatos a quedarse por fuera del equipo- la oportunidad de jugar contra Bielorrusia significaba una oportunidad más de mostrar sus talentos y darle argumentos al cuerpo directivo para llevarlos a Austria y Suiza.

El joven debutante de tan sólo 19 años Marín y el volante del Hamburgo Trochowski fueron los grandes triunfadores de la jornada. El primero confirmó todas las razones exhibidas por el entrenador Löw para ser tenido en cuenta en la convocatoria: atrevimiento, frescura, una gran técnica y una peligrosa cintura; el segundo demostró tener características muy similares a las que ofrecía Bernd Schneider -quien por culpa de una lesión no participará en la Eurocopa- lo cual le facilita al seleccionador una continuidad en su esquema de juego.

Por su parte, a pesar de haber cumplido con una aceptable labor, tres jugadores aún arrojan interrogantes: David Odonkor con sus desbordes y especialmente con la generación del autogol que le dio la ventaja transitoria a Alemania 2-0, consiguió poner por lo menos un pie en la Eurocopa; Oliver Neuville y Patrick Helmes produjeron situaciones de gol pero ninguno de los dos consiguió asegurar su cupo.

Para quien definitivamente las cosas no funcionaron fue Jermaine Jones, un jugador cuya presencia sólo se percibió cuando en el minuto 88 perdió el balón que terminó en la red alemana con el empate a dos goles.

Hora de las decisiones

El partido develó que Alemania aún no está en forma para la Eurocopa, especialmente por las falencias en el sector defensivo: en el arco Jens Lehmann lució inseguro, el desdoble en función de ataque de los laterales no apareció y la combatividad para recuperar el balón en el mediocampo se extrañó.

Para tranquilizar a la afición el entrenador Löw sostuvo que en 12 días, cuando la Eurocopa empiece para Alemania, "el equipo lucirá diferente". Por lo pronto la primera modificación a la nómina actual se producirá al mediodía del 28 de mayo cuando se den a conocer los nombres de los tres jugadores que serán excluidos de la actual convocatoria.

Hasta el viernes el seleccionado alemán permanecerá en Mallorca, el sábado ante Serbia en Gelsenkirchen absolverá su último partido de preparación, y después de tomar dos días de vacaciones privadas, los jugadores se reunirán el 3 de junio para desplazarse al cuartel general de Alemania durante la Eurocopa, en Ascona, Suiza

DW recomienda