1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

¿Un atisbo de esperanza para Yemen?

Yemen sufre una catástrofe que amenaza a millones de personas. Hoy se celebra en Ginebra una cumbre para recaudar fondos. Pero hacer llegar la ayuda a quien la necesita es un reto de difícil solución.

Antes de que el conflicto en Yemen escalara en marzo de 2015, el país ya era pobre, estaba dividido y poco desarrollado. Pero desde que una coalición liderada por Arabia Saudí iniciara su intervención en el conflicto en favor del presidente yemenita Hadi, huido a Riad, la ya de por sí desoladora situación del país se ha convertido en catastrófica. Los ataques con bombas -entre otras, las proscritas bombas de racimo- y misiles sobre los rebeldes hutíes y las fuerzas de su aliado, el expresidente Saleh, han destruido la infraestructura del país. La coalición saudí está apoyada, entre otros, por Estados Unidos, Reino Unido y Francia. Pero también Alemania vende armas a las partes en conflicto. Del caos se benefician sobre todo los fanáticos yihadistas: tanto Al Qaeda como el Estado Islámico han consolidado claramente su presencia en Yemen en los dos últimos años.

Un niño muere cada diez minutos

Como en muchos otros conflictos, la población civil de Yemen es la que más sufre. Más de 100.000 personas han muerto durante la guerra civil. Ahora es el hambre la que amenaza la existencia de muchas otras. Idriss Jazairy, experto en derechos humanos de la ONU, pinta un sombrío panorama para Deutsche Welle: "El 85 por ciento de los yemenitas padecen de un abastecimiento incierto de víveres y medicinas. Siete millones no saben si harán una próxima comida. Dos millones están directamente amenazados por la hambruna, entre ellos, casi 500.000 niños".

 

Más información:

ONU: Yemen sufre la "mayor crisis humanitaria del mundo"

La vergonzosa guerra de Yemen

 

Según un informe de la ONU, cada diez minutos muere un pequeño de menos de cinco años por causas evitables. A pesar de la catastrófica situación, no hay oleada de refugiados yemenitas hacia Europa, sencillamente porque la gente no se puede permitir la huida. Este martes, 25 de abril de 2017, se reúnen en Ginebra un grupo de donantes para tratar sobre la acuciante situación de aquel país. La invitación ha sido formulada por la ONU, así como por los ministerios de Exteriores sueco y suizo. Está confirmada la presencia del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, así como la del ministro alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel. La situación apremia, pues la ONU necesita 2.100 millones de dólares para la ayuda de emergencia. Hasta principios de abril, se había recaudado el 6,6 por ciento de esa suma.

Complicado acceso a la ayuda

Aunque la conferencia de donantes de Ginebra llegue a ser un completo éxito y las delegaciones no solo prometan el dinero, sino que también lo abonen, seguiría habiendo un problema crucial: cómo hacer llegar la ayuda a quien la necesita. Marten Mylius, coordinador de la organización de ayuda a Cercano Oriente CARE, se queja en conversación con DW de que el acceso a los yemenitas se ha vuelto muy complicado. Mylius no se atreve a decir que el hambre se utiliza en el conflicto como arma de guerra, pero lo considera posible. 

Ver el video 06:30

Yemen: una guerra olvidada

Una parte importante de la responsabilidad de esta crítica situación es la coalición saudí, que ha llevado a cabo un bloqueo sobre los puertos y aeropuertos de Yemen. Para complicar aún más la situación, el puerto más importante de víveres es el Hodeida, en el Mar Rojo, que está bajo control de los rebeldes hutíes. Por ese motivo, fue bombardeado en varias ocasiones. Según Jazairy, incluso aunque un barco con alimentos lograra atracar en Hodeida, descargarlo podría llevar hasta 30 días, por lo que muchos víveres se echarían a perder en ese tiempo.

Crear corredores de ayuda humanitaria

Idriss Jazairy publicó el pasado 12 de abril un dramático llamado para acabar de manera inmediata con el bloqueo del Yemen. En entrevista con DW, el diplomático exige la creación de corredores humanitarios. "Si se crean en otros lugares ¿por qué no en Yemen?”, argumenta.

El puerto de Hodeida y los padecimientos del pueblo yemenita podrían agravarse aún más próximamente. Crecen los rumores de un próximo ataque de la coalición saudí sobre Hodeida. Si se cumplen, Marten Mylius dice que "las consecuencias para el país serán graves” y se remite a la situación de los civiles en esta ciudad de 400.000 habitantes.  Según él, en las últimas semanas, 50.000 personas ya fueron expulsadas del sur de Hodeida.

Responsabilidad alemana en el conflicto

En caso de que la situación escalara en Yemen, Alemania tendría motivos para sentirse responsable. A mediados de abril, se aprobó la exportación de armas a los Emiratos Árabes Unidos, que forman parte de la coalición militar saudí, y son, por tanto, parte del conflicto. Jan van Aken, experto en armamento del partido alemán La Izquierda, exigió en conversación con DW que se frene la exportación de armas a todos los miembros de la coalición en Yemen. Van Aken, diputado en el Parlamento alemán, se muestra muy crítico con el hecho de que ahora Alemania vaya a proveer de piezas de repuesto a los aviones de guerra saudíes que bombardean Yemen. "Además sabemos que Alemania también ha distribuido munición que está siendo utilizada”, asegura.

Autor: Matthias von Hein (MS/DZC)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema