1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Venezuela

UE-Venezuela: ¿se avecinan las sanciones?

¿Cómo puede apoyar la UE una salida a la crisis venezolana? Al parecer, sólo apoyar el diálogo no basta. ¿Sanciones? ¿Cuáles? ¿Como las estadounidenses? ¿Como las de la OEA? Desde Bruselas, DW recogió opiniones.

Cada vez se ve con mayor escepticismo que el apoyo europeo al diálogo en Venezuela vaya a dar algún resultado. ¿Qué hacer, entonces? ¿Mayor presión? ¿Otras medidas? ¿Sanciones?

Que Estados Unidos busca el apoyo del Consejo Europeo para que la UE se sume a la sanciones que Washington impuso a una veintena de miembros del gobierno de Nicolás Maduro ha hecho noticia, sobre todo a raíz de las recientes visitas a España de Rex Tillerson, ministro de Exteriores estadounidense y del director de la oficina de políticas e implementación de sanciones de la Casa Blanca, Tarek Fahm. 

No obstante, como fueren las intenciones de Estados Unidos y lo que se esté moviendo al interior de las cancillerías europeas, a este respecto, desde Bruselas, no hay nada nuevo. Por el momento. 

Desde la diplomacia europea

Desde el Servicio Europeo de Acción Exterior, encargado de las relaciones internacionales del bloque europeo con todos los países del mundo, se insiste en la línea que se ha seguido hasta ahora: un constante llamado a ambas partes a la no violencia, "al respeto de la Constitución, de los principios democráticos y del Estado de derecho, y acciones concretas para su promoción también junto con los actores regionales”.

Hay que recordar que en el diálogo promovido por UNASUR, uno de los expresidentes mediadores había sido el expreso encargado de Federica Mogherini, la alta representante de la diplomacia europea.  El Parlamento Europeo, en su última resolución de abril, apoyaba esta línea, si bien dejaba abierta la posibilidad de explorar "otras medidas”.  

Ramón Jáuregui Atondo (DW/Mirra Banchón)

Ramón Jáuregui aboga por elecciones libres y diálogo político en Venezuela. (archivo)

Más allá de la línea roja

"Con la convocatoria de una Asamblea Constituyente fuera de las normas democráticas, el régimen de Maduro ha superado una línea roja infranqueable desde el punto de vista democrático”, comenta a DW Ramón Jáuregui, copresidente de la Asamblea Euro-Latinoamericana. A la cabeza de esta asamblea –que reúne a parlamentarios europeos y latinoamericanos-, el político español sigue muy de cerca la situación venezolana, habiendo favorecido, hasta ahora, la vía dialogada. Algo que ahora ve con creciente escepticismo.

"Espero que el boicot a esas elecciones pueda hacer pensar al régimen que tiene que volver al diálogo y a aceptar un proceso de elecciones libres, democráticas y universales. Punto”, afirma.  

En cuanto a "otras medidas” –que ya han sido solicitadas por el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani- "realmente no se sabe si son practicables. Para empezar, no sé si Europa tiene hecho un estudio suficientemente actualizado de si esas medidas se pueden plantear respecto de algunos miembros del gobierno de Maduro. Por su parte, el Parlamento Europeo nunca las ha formalizado. Cuando las sanciones se acuerden –con un acuerdo máximo de la comunidad internacional- no me opongo a ellas”, puntualiza Jáuregui.  

Anna Ayuso Barcelona (CIDOB)

Anna Ayuso, investigadora del CIDOB.

¿Medidas como las de Estados Unidos?

En ese caso, ¿cómo podrían verse esas medidas? ¿Tiene la UE margen de maniobra para practicarlas?

"Es problemático porque la UE sola, aparte de presión simbólica, no puede hacer tanto: su volumen de comercio y cooperación con Venezuela es muy bajo”, responde a DW Anna Ayuso, investigadora principal para América Latina del Centro de Estudios y Documentación Internacionales de Barcelona (CIDOB).

En su opinión, la UE –lejos de la influencia económica china o la política cubana- hace bien en apoyar decisiones regionales. En ese contexto, "a aquellos países del Caribe que no se sumaron a la aplicación de la Carta Democrática en la OEA –porque aún dependen de Venezuela- sería util que la UE les garantizara que no van a sufrir por las consecuencias”, agrega.

Por otro lado, "sí que podría ejercer presión a través de su instrumentos de lucha contra los flujos ilegales. En este momento, miembros del gobierno están sacando el dinero de allí. La presión sería a través de sus cuentas en el extranjero. Es decir, sería sumarse a medidas similares a las de Estados Unidos para poner contra las cuerdas a quienes ya saben que las únicas opciones que tienen son mantenerse en el poder como sea o salir corriendo”, afirma la especialista. En cualquier caso, concluye, "en el último año se ha dado un retroceso que ya no es asumible. No podemos decir más que vamos a esperar si hay un acuerdo”.

DW recomienda