1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

UE quiere que redes sociales garanticen el "derecho al olvido"

La protección de datos es un derecho fundamental. Así que Europa quiere aprobar una nueva normativa para que redes sociales como Facebook o buscadores como Google dejen de ser un territorio sin ley.

default

Facebook, Google y compañía deben dejar de ser territorio sin ley.

La Comisión Europea sentó las bases para proteger al máximo el "derecho al olvido" de los usuarios en las redes sociales como Facebook o en buscadores como Google. Cuando se apruebe la nueva normativa, Europa se colocará a la vanguardia en el esfuerzo mundial para que la web deje de ser un territorio sin ley.

"La protección de datos es un derecho fundamental pero a veces los ciudadanos ven como se les escapa de las manos", comentó la comisaria europea de Justicia y Derechos Fundamentales, Viviane Reding, en la presentación de la propuesta de normativa, que no obstante debe ser aprobada por los 27 socios y por el Parlamento Europeo en codecisión.

La nueva legislación obligará a las redes sociales y a los motores de búsqueda a borrar todos los datos de una persona de forma inmediata (y completa) si ésta así lo pide expresamente y si no existe ninguna razón de peso para retenerlos en la red, confirmó la comisaria luxemburguesa.

Los datos de los usuarios de los buscadores y de las redes sociales en la web no se podrán publicar salvo que los portales en cuestión reciban una autorización explícita: la mayor novedad respecto a la anterior legislación europea en la materia, de los años 90, que se ha quedado totalmente desfasada.

Minimizar almacenamiento de datos

Además, empresas como Facebook, Google o Twitter, entre otros gigantes de la web, estarán obligadas a minimizar el volumen de datos de sus clientes que recogen y procesan a diario en sus plataformas.

Y es que abundan los casos en los cuales el derecho a la intimidad de los usuarios, famosos o simples ciudadanos, no son suficientemente protegidos por los grandes gigantes de la red de redes.

El propio fundador de Facebook y actual multimillonario, Mark Zuckerberg, pasó un mal momento cuando la herramienta creada por él mismo le jugó una mala pasada en diciembre del año pasado: un error informático permitió que se publicaran varias fotografías íntimas suyas en compañía de su novia Priscilla Chan, mientras juegan con su perro, están en un restaurante o preparan sushi.


De Facebook a Google Street View

USA Facebook Konferenz mit Mark Zuckerberg in San Francisco

Un error informático liberó fotografías íntimas del propio Mark Zuckerberg.

En Holanda, la Agencia de Protección de Datos amenazó en abril del año pasado con multar a Google Street View por almacenar información de las redes Wifi mientras tomaba imágenes de las calles de ciudades del país de los tulipanes. Lo mismo le ocurrió al buscador de Mountain View, California, en Alemania después de tener que enfrentar a la justicia por quejas relativas a la intimidad.

En ese sentido, Reding presentó la primera de una serie de propuestas para actualizar la ley europea de protección de datos, una legislación que data de 1995, antes de que Internet alcanzara la popularidad de la cual goza actualmente.

Primera de una serie para "proteger por defecto"

Se quiere, dijo la comisaria, "proteger por defecto" la intimidad de los usuarios de la red. "Todos los europeos tienen derecho a borrar su rastro en Internet", comentó en rueda de prensa. Y todo ello, a pesar de que previamente los usuarios de Facebook o Twitter hayan dado su conformidad a facilitar sus datos personales, al colgar en la web fotos o publicar datos en blogs.

"Cuando se aprobó la última legislación, en 1995, solo el 1 por ciento de los europeos se comunicaba habitualmente por Internet. Hoy son el 97 por ciento", dijo Reding. Como "buen ejemplo", Reding citó a Google, que de manera voluntaria confirmó recientemente que realizará cambios en su política de privacidad y condiciones del servicio. Se trata de nuevas reglas que afectarán a toda su gama de productos, incluidos: Gmail, Docs, Historial web, Calendar, Alertas de Google y You Tube.

La propuesta de Bruselas también persigue el objetivo de que en el futuro exista un conjunto único de normas de protección de datos y que se eliminen "requisitos administrativos innecesarios" que permitirán ahorrar 2.300 millones de euros (unos 2.900 millones de dólares) al año a las compañías del sector, explicó.

En estos momentos, la situación es muy compleja puesto que las empresas europeas del sector tenían que notificar sus actividades de protección de datos a los 27 supervisores nacionales. "El mercado digital europeo no vuela tan alto como podría porque las empresas tienen que pensar en veintisiete legislaciones (de protección de datos) distintas", agregó. Si la iniciativa prospera, solo tendrán que hacerlo a una única autoridad, y no a veintisiete distintas, mediante una "ventanilla única" de datos personales.

Fuente: dpa

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda