UE-Mercosur: el sprint final | Economía | DW | 14.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

UE-Mercosur: el sprint final

La firma del TLC Mercosur-UE en la Cumbre de la OMC en Buenos Aires no fue posible. ¿Qué pasó? De brechas, presiones, tareas inconclusas, ofertas insuficientes hablan observadores. Ahora se habla de comienzos de 2018.

Argentinien Container im Hafen von Buenos Aires (picture-alliance/dpa/A. Perez Moreno)

Terminal de contenedores en el puerto de Buenos Aires: el TLC Mercosur-UE a pocos pasos de concretarse.

"Estamos decepcionados por no haber podido cerrar el acuerdo”, dijo a DW el eurodiputado Carlos Zorrinho, vicepresidente de la delegación para las relaciones con Brasil. Es que el escenario estaba  puesto: en el marco de la 11 cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC), la UE y los países que conforman el MERCOSUR podrían haber rubricado el acuerdo que buscan hace 20 años. No fue así.

Straßburg Europäisches Parlament - Carlos Zorrinho (European Union 2016)

Carlos Zorrinho: "Estamos decepcionados por no haber podido cerrar el acuerdo”, dijo a DW el eurodiputado".

Encontrar el equilibrio no es fácil, explican fuentes europeas. Aunque la voluntad de conseguirlo es firme, el acuerdo, que incluye comercio, diálogo político y cooperación, tiene aún brechas. Éstas son, al parecer, tan de peso que tampoco fue posible cerrar el acuerdo político en Buenos Aires, dejando las "cuestiones sensibles” para después.

Las cuestiones sensibles

En el etanol y la carne se concentra la mayor sensibilidad. Por un lado, Brasil tampoco se da por satisfecho con la cuota de 600.000 toneladas de etanol libres de aranceles. Por otro, aunque la UE aceptaría ampliar de 70.000 a 90.000 toneladas/año al cuota de carne vacuna que puede acceder al mercado europeo sin aranceles (el 1% del consumo europeo), los negociadores sudamericanos no lo ven aún suficiente.

Más información:

TLC Mercosur-UE: ahora o nunca

Depende del Mercosur avanzar en negociaciones con UE

Hay que subrayar que el gigante del sur, por su parte, cumplió con el 1% de liberalización total del mercado (entretanto un 90%). "Hemos constatado que los países del Mercosur han cambiado su posición y están muy favorables a las propuestas europeas. La parte sudamericana ha hecho un esfuerzo tremendo. La parte europea no está respondiendo de las misma manera. El problema está identificado en el sector agrícola”, explica a DW Francisco Assis, presidente de la delegación para la relación con los países del Mercosur.

Francisco Assis (EP)

Francisco Assis: "Hemos constatado que los países del Mercosur han cambiado su posición y están muy favorables a las propuestas europeas".

"El problema radica en que algunos gobiernos europeos están mirando más a sus sociedades que al interés general de Europa”, sigue Assis. ¿Cuáles? Son varios, entre ellos Francia, Polonia e Irlanda, los principales productores de ganado en Europa.

¿Un peligro?

"Este acuerdo representa un peligro para nosotros”, explicaba a la prensa el eurodiputado Marcel De Graff, vicepresidente del Parlamento Europeo y miembro de la comisión de comercio.

"El sector agrícola europeo quedará en situación de desigualdad: la UE impone reglas de medio ambiente y sanidad muy estrictas. Mientras que los países del Mercosur no. Nuestra producción de carne de ave y vacuno se mermará en un 30%”, sigue De Graff. "Las primeras víctimas de este acuerdo serán los agricultores. Pero la UE en general no se verá beneficiada, sólo Alemania y empresas como la Mercedes o la Siemens a las que el acuerdo abre, efectivamente grandes mercados”, añade.  

Como él, del bloque más conservador de la Eurocámara, eurodiputados de Rumania, Francia y Polonia ven los principales problemas de la importación masiva de carne del Mercosur en temas como la clonación y el uso de dopamina, que se pierdan bosques a favor de cultivos intensivos de soja y caña de azúcar, que haya falta de trazabilidad de la producción ganadera sudamericana y en el uso de organismos genéticamente modificados.

Más que el sector agropecuario

¿Se debe a ello que la UE no haya podido lograr una oferta que satisfaga a los socios sudamericanos?  "No lo sabemos, pero no debe quedar la menor duda de que, aunque  sea irlandés, su actuación es la de un comisario europeo”, subraya Assis.

El acuerdo con Mercosur, así los que como Assis lo defienden, favorecería a muchos sectores el mayor acceso al mercado de servicios, el mercado digital, las compras públicas y las inversiones. Con todas las ventajas de libre acceso a un mercado de, por un lado, 500 y por otro 275 millones de personas.

A toda prisa

"No tenemos mucho tiempo”, subraya Assis. Los cambios políticos que se avecinan en Brasil y Paraguay y la finalización del mandato de esta Comisión Europea cambiarían el impulso político positivo que llevan estas negociaciones.

Por otro lado, "hay tantos puntos abiertos todavía a aclarar –propiedad intelectual, denominaciones geográficas, papel de la sociedad civil- que está bien que no lo hayamos cerrado a toda prisa”, comenta a DW,  Helmut Scholz, miembro de la comisión de Comercio y delegado a la Cumbre de la OMC en Buenos Aires. "En todo caso, aquí ha quedado claro que ambas partes tienen mucha voluntad política de conseguirlo”, puntualiza.

"Estamos en el sprint final”, apunta Zorrinho, "Se trata de un acuerdo: ambas partes deben salir beneficiadas. Ahora todo está en manos de los negociadores”, agrega y concluye:”Sólo espero que, de verdad, sea la primera buena noticia del nuevo año”. 

 

DW recomienda