1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE: mayores controles fronterizos

Uno de los sospechosos de haber participado en los atentados del viernes pasado en París figuraba en la lista europea de personas buscadas, y pese a ello pudo viajar. La UE quiere que esto cambie.

El sospechoso prófugo Salah Abdeslam fue ingresado por las autoridades de Bélgica en la lista oficial de personas buscadas de la Unión Europea en septiembre pasado. El ministerio belga del interior informó este miércoles (18.11.2015) que el registro incluye una anotación especial por “actividades criminales” en el llamado Sistema de Información de Schengen (SIS). En esta lista centralizada, las policías de los Estados que de acuerdo al Tratado de Schengen levantaron los controles fronterizos comunes ingresan a personas buscadas, desaparecidas o peligrosas. Al SIS tienen acceso todos los policías y agentes fronterizos, si es que cuentan con los dispositivos móviles especiales de dicho sistema.

Abdeslam fue sometido a controles en Austria en septiembre pasado. También fue identificado, pero no fue detenido. Informaciones de la policía austríaca indican que el joven había permanecido recientemente en Alemania. Las autoridades belgas recibieron información sobre el viaje de Abdeslam, pero nada pasó. En Francia, el presunto terrorista también fue sometido a controles el sábado, luego de los ataques, en la frontera con Bélgica. No se sabe si se buscó su nombre en la lista de personas buscadas.

“Es necesario más intercambio”

Según el comisario europeo para la Seguridad Interior, Dimitris Avramoupulos, todo esto demuestra que algo está fallando en la aplicación de los controles en el Espacio Schengen. “Los Estados miembros deben intercambiar información de una manera mucho más efectiva que hasta el momento. Además, deben usar mucho mejor los recursos que existen dentro de la zona de Schengen”, afirma, y añade: “El problema no es el Tratado de Schengen, sino su aplicación por parte de los Estados miembros”.

Avramoupoulos: Schengen no es el problema

Avramoupoulos: Schengen no es el problema

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, quiere presentar acelerar las iniciativas de la Comisión Europea para el mejoramiento de la colaboración policial y el control de las fronteras. Tratará el tema durante una reunión extraordinaria con sus homólogos de los otros 27 países de la UE el viernes, en Bruselas.

La Comisión Europea pugna por un levantamiento completo de los datos de ciudadanos extracomunitarios que entran o salen de la Unión Europea, mecanismo aprecido al que se practica en Estados Unidos. El llamado “Entry-Exit-System” (EES) es parte de un gran paquete legislativo que los ministros europeos del Interior debatirán el viernes. Naturalmente, el sistema no permitiría detectar a terroristas que viajan con un pasaporte de la Unión Europea. Hasta el momento, el Tratado de Schengen permite los “controles sistemáticos” para ciudadanos de la UE solamente en casos excepcionales. En el encuentro del viernes próximo, Francia solicitará precisamente facultades para llevar a cabo dicho tipo de controles. Avramoupoulos no lo considera necesario. “Si lo considera necesario, Francia puede aplicar ya tales medidas en sus fronteras y en aeropuertos”, dice, para lo cual gobierno francés solo debería invocar la actual situación de seguridad.

En principio, la Comisión Europea también está a favor de implementar mayores controles en las fronteras de la UE, especialmente en Grecia e Italia. Hasta ahora, la justificación había sido la alta cantidad de refugiados y migrantes.

La presunta cabeza de las células terroristas que perpetraron los ataques en París es el belga Abdelhamid Abaaoud. Él mismo se jactó por internet de sus múltiples viajes entre Bélgica y Siria sin que hubiera sido descubierto por las autoridades migratorias. Los sospechosos de terrorismo solo pueden ser observados, y sus datos únicamente son ingresados al SIS. En el caso de Abaaoud, evidentemente algo salió muy mal. La Comisión Europea presentará un paquete re reformas legislativas paa combatir estos fallos. Pero, previsiblemente, esto no ocurrirá sino hasta principios de 2016.

DW recomienda