1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE funda “Sociedad con el Este europeo”

Seguridad para todo el continente; eso es lo que quiere lograr la Unión Europea con la nueva sociedad con los países del Este fundada este 7 de mayo en Praga.

default

Mirek Topolanek (izqu.) primer ministro checo y el presidente de Ucrania Viktor Yushchenko en Praga.

“La asociación fortalece los valores comunes como el Estado de derecho, la vía pacífica para resolver conflictos y el respeto a los derechos humanos”, dijo la canciller alemana, Angela Merkel. "Si no exportamos estabilidad, importaremos inestabilidad". Así resume, por su lado, el jefe de gobierno sueco y próximo presidente de la UE, Fredrik Reinfeldt, el lema de la nueva asociación de la Unión Europea con seis países de la ex Unión Soviética.

Pero cuando el ministro ruso de Exteriores, Sergej Lavrov escucha las palabras “sociedad con el Este” mira con especial seriedad. Se trata de la sociedad que los 27 miembros de la Unión Europea sellaron pomposamente este 7 de mayo de 2009 en Praga, pese a las objeciones de Rusia.

“Nos preocupan los comentarios sobre dicha sociedad provenientes de la UE”, dijo Lavrov hace pocos días en Luxemburgo. El político ruso había ya advertido a Bruselas no intentar buscar nuevas “zonas de influencia” en los antiguos territorios de la Unión Soviética.

Democracia a cambio de amistad

La idea de una “Sociedad de la UE con el Este” surgió por iniciativa del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, en agosto de 2008 tras la incursión armada de Rusia en Georgia. El objetivo es lograr más estabilidad al otro lado de las fronteras de la Unión Europea. Dicha sociedad busca además acercar más a países como Armenia, Georgia, Moldavia, Ucrania y Bielorrusia a los principios democráticos de la UE.

Por eso a cambio de que estos países realicen reformas democráticas sustanciales, la UE les ofrece la oportunidad de “asociarse”, sin ser empero miembros. La Unión Europea no pretende tampoco dejar solos con sus problemas a dichos países. Los 27 ayudarán a crear estructuras estatales en Armenia, Georgia, Moldavia, Ucrania y Bielorrusia, además de hacer parte de la financiación de proyectos comunes. Para ésto, la UE tiene destinados 600 millones de euros hasta el 2013.

¿Pelea por zonas de influencia?

La incomodidad de Rusia es registrada no sin molestia en la UE. “Ya no vivimos en la Guerra Fría. Todos los países en Europa son libres de elegir en dónde y con quién quieren trabajar”, ha dicho por ello Jose Manuel Durão Barroso, el presidente de la Comisión Europea. “El tiempo de las esferas de influencia ha pasado invariablemente en Europa”, agrega Durão Barroso. Bruselas destaca que la asociación con los países del Este sólo pretende la estabilidad en Europa.

La estabilidad tiene gran importancia para la UE por cuanto más del 50% del suministro de energía proviene del Este europeo. Varios de los candidatos a socios de la UE tienen que ver con el gasoducto “Nabucco”, planeado por Bruselas. El proyecto "Nabucco" transportará gas desde el Mar Caspio a Europa Occidental evitando pasar por Rusia.

Conflictos en una conflictiva región

“El problema es que las relaciones con Rusia siempre juegan un papel en los planes de la UE en el Este de Europa”, apunta el ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn. El panorama político en el Este es complicado: cuatro de los seis países involucrados están en crisis. Armenia y Azerbaiján mantienen una disputa por el enclave armenio de Berg Karabach en Azerbaiján.

Georgia se pelea con Rusia por los territorios separatistas de Abjasia y Osetia del Sur, reconocidos por Moscú como independientes. Moldavia, por su parte, está en conflicto con Rusia por Transnistria, en el occidente de Rumania. Bielorusia y Ucrania, por otra parte, tienen serias tensiones. Las múltiples diferencias entre los mismos países del Este y entre éstos y la UE no han permitido ponerse de acuerdo. El documento final del encuentro certifica que “la apertura total de fronteras con el Este sigue siendo una meta a largo plazo”.

Autor: José Ospina-Valencia

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda