UE exige reformas a Francia | Economía | DW | 15.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

UE exige reformas a Francia

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, instó a Francia a impulsar reformas económicas. A cambio, los galos obtendrían dos años más para ajustar su déficit presupuestario al límite de la UE.

"La verdad es que Francia ha perdido competitividad en los últimos 20 años", dijo Barroso en una rueda de prensa conjunta tras conversaciones con el presidente François Hollande en Bruselas. El país necesita reducir el " peso exorbitante de la deuda" sobre su economía, agregó.

Ambos dirigentes dijeron que su principal prioridad era restaurar el crecimiento en Europa, en un día en el que nuevos datos mostraron que la zona euro y Francia, su segunda mayor economía, cayeron en una recesión poco profunda en el primer trimestre.

No obstante, en un gesto de apoyo, Barroso dijo también que la Comisión Europea no negociaría la "excepción cultural" francesa –un sistema de subsidios que apoyan su industria del entretenimiento– en ningún acuerdo futuro de libre comercio de la UE y Estados Unidos.

"Compartimos el mismo análisis", dijo Barroso, de pie junto a Hollande, a los periodistas. Si los países miembros aprueban los dos años de gracia para Francia, esto “deberían usarse para acelerar reformas estructurales de las que depende el crecimiento futuro", aseveró.

Contra la recesión

Barroso dijo que veía en Hollande una "voluntad genuina" en impulsar las reformas, pero no quiso decir qué recomendaciones haría la Comisión el 29 de mayo, cuando exprese su opinión sobre lo que Francia debe lograr a cambio del respiro de dos años sobre el déficit.

La economía francesa entró en recesión por segunda vez desde 2009, tras caer su PIB un 0,2 por ciento de enero a marzo respecto a los tres meses anteriores, informó el instituto de estadísticas INSEE. Las cifras, aún provisionales, son peores de lo inicialmente estimado por los expertos, que calculaban una contracción del 0,1 por ciento.

Estos datos –que suponen la primera recesión de Francia en cuatro años- revelan la debilidad de las exportaciones, la inversión y el gasto de los hogares. De modo que las noticias negativas se acumulan para el Gobierno socialista después de que las cifras de desempleo alcanzaran un récord histórico el pasado marzo. Además, otros datos mostraron que el poder adquisitivo cayó más de lo previsto el año pasado, la primera vez que ocurre en casi 30 años, contrayéndose un 0,9 porciento.

rml (dpa, reuters)