UE aumenta fondo de rescate a 800.000 millones de euros | Economía | DW | 30.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

UE aumenta fondo de rescate a 800.000 millones de euros

Los ministros del Eurogrupo acordaron que el fondo financiero de rescate ascenderá a un volumen de más de 800 mil millones de euros, que incluye el paquete de rescate para Grecia. ¿Volverá la calma a los mercados?

Se incrementa cortafuegos financiero europeo.

Se incrementa cortafuegos financiero europeo.

Los ministros de Hacienda de la Unión Europea (Eurogrupo), reunidos en Copenhague, acordaron aumentar la capacidad del fondo de rescate financiero para la eurozona a 800.000 millones de euros. Así lo informó la ministra austríaca de Finanzas, Maria Fekter, este viernes en la capital de Dinamarca. La suma resulta del monto previsto para el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), de unos 500.000 millones, -que entrará en vigor en julio de este año- así como de los recursos prometidos a Grecia, Portugal e Irlanda.

Además, se mantendrán como colchón financiero los 240.000 millones de euros del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), de carácter temporal, hasta que el MEDE haya sido dotado de suficiente dinero.

 El Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn, se toma las cosas con tranquilidad, a pesar de que, en lo que respecta a los fondos de rescate, maneja cifras astronómicas. En un documento presentado hoy, viernes 30, en el encuentro del Eurogrupo en Copenhague, Olli Rehn había propuesto que se incrementara el FEEF incluso a 940.000.000.000 de euros.

Ministra de Finanzas de Austria, Maria Theresia Fekter.

Ministra de Finanzas de Austria, Maria Theresia Fekter.

Al mismo tiempo, desde el Gobierno de Berlín, el mayor garante de los fondos de rescate europeos, había llegado el mensaje de que 700.000 millones deberían ser suficientes. Para ello, la canciller alemana, Angela Merkel, ya contaba con la aprobación de las fracciones de su Gobierno de coalición. La idea de Merkel era combinar el actual FEEF, de carácter temporal, con un nuevo y permanente MEDE a partir del próximo verano europeo. “Como se había planeado, el FEEF caduca a mitades de 2013, pero dispone de 200.000 millones de euros. Podemos imaginarnos permitir que los 200.000 millones de euros corran paralelamente al MEDE, de 500.000 millones, hasta tanto los países deudores puedan devolver el dinero prestado”, había dicho Merkel.

 

No es suficiente para rescatar a España e Italia

Expertos habían especulado que no iba a ser fácil responder cuál sería el monto final de la suma del cortafuegos financiero. Guntram Wolff, experto en finanzas del thinktank “Bruegel”, en Bruselas, dijo a DW que los ministros del Eurogrupo deben, ante todo, brindar confianza.

Para él, la suma final del fondo de rescate dependía en mucho de “cuáles son los problemas que se quieren resolver con ese paraguas financiero. En estos momentos, lo más importante es enviar una señal a los inversores en todo el mundo que sea efectiva y transmita que nos tomamos el rescate del euro con toda seriedad. Es relativamente fácil calcular que si un país tan importante como España perdiese el acceso a los mercados y tuviera que recurrir al fondo de rescate, entonces sería necesario contar con grandes sumas de dinero en un lapso relativamente corto. Y eso, sin mencionar a Italia”, explica Wolff.

 

Impresionar positivamente a los mercados

Guntram Wolff, experto del Instituto Bruegel, de Bruselas.

Guntram Wolff, experto del Instituto Bruegel, de Bruselas.

El ministro de Finanzas de EE. UU., Timothy Geithner, reiteró cada vez que pudo que era necesario crear un cortafuegos financiero de mayor envergadura. La receta estadounidense era muy simple: se trataba de poner a disposición una cantidad ilimitada de dinero para ayudar a los países europeos en dificultades. Pero el Eurogrupo no estuvo de acuerdo, y por buenas razones, piensa Guntram Wolff, del Insituto Bruegel. Si el fondo de rescate europeo contara con sumas ilimitadas de dinero, los países endeudados ya no tendrían un incentivo para llevar a cabo profundas medidas de ahorro. “Tanto en España como en Italia se deben llevar a cabo reformas estructurales masivas para que ambos países logren sobrevivir con su estructura financiera en la Unión Monetaria europea sin recibir sumas masivas de dinero. Nadie quiere que eso suceda. Por lo tanto, los países deben ejecutar esos planes de austeridad, para lo cual es necesario que los mercados ejerzan una cierta presión”, señala Wolff.

 

Un largo y tortuoso camino

Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos de la UE.

Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos de la UE.

El concepto del fondo de rescate financiero tiene también mucho de psicología, opina el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Angel Gurría exige desde ya hace unos años que se cree un paraguas financiero de un billón de euros (1.000.000.000.000) para dar una impresión favorable a los sensibles mercados financieros y a los inversores.

Gurría repitió su receta en conversaciones con el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn, en Bruselas: “En el mundo de los mercados financieros no se puede andar con chiquitas. Si el mercado espera 50 y exige 70, entonces es mejor darle 100. De ese modo, no dudará que se cuenta con la capacidad y con la voluntad necesarias. ¿Se entiende?” Es decir, de acuerdo con la lógica de los mercados, cuanto mayor sea el fondo de rescate europeo, más improbable es que se llegue a utilizar.

Guntram Wolff parte de que, en definitiva, sólo será posible hallar una salida a la crisis si en la Unión Europea es posible intervenir en los presupuestos nacionales. Y el experto no cree que ya exista una verdadera estrategia para poner fin a la crisis financiera en la eurozona, sino más bien que “lo que sucede en estos momentos es que se está produciendo un amplio y profundo debate que influye y modifica la esencia de nuestro concepto de soberanía nacional y de cooperación europea”. Y la decisión de aumentar el fondo de rescate a 800.000 millones de euros demuestra también que hay una unión de voluntades para seguir adelante en la superación de la crisis.

Autor: Bernd Rieger/ Cristina Papaleo
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda