Ucrania: peligra la paz tras ataque de separatistas | Europa | DW | 21.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania: peligra la paz tras ataque de separatistas

No hubo muertos, pero sí heridos en una serie de incursiones de los rebeldes contra puestos vigilados por las fuerzas militares de Kiev.

Fuerzas del gobierno de Ucrania informaron este sábado (21.06.2014) que los rebeldes prorrusos atacaron puesto militares en la frontera con Rusia y una base durante la madrugada, además de intentar asaltar un puesto de la Fuerza Aérea, lo que pone en riesgo el alto al fuego unilateral anunciado el viernes por Kiev. De todas formas, el presidente Petro Poroshenko había dicho que en caso de ser atacadas, sus fuerzas reaccionarían.

Los ataques se produjeron poco después que entrara en vigencia el cese del fuego ordenado por el mandatario, como parte de su plan de paz para el este del país. Un portavoz del gobierno aseguró que los separatistas están utilizando morteros y francotiradores en sus acciones contra los puestos fronterizos ucranianos en Izvareno y Uspenka, donde hirieron a nueve agentes.

La historia se repitió en Karachun, donde los insurgentes usaron armas de grueso calibre y lanzagranadas para atacar otros centros de control. “En todos estos episodios, los ataques de los combatientes (rebeldes) fueron bloqueados” sin pérdidas de vidas, dijo el portavoz militar Vladyslav Seleznyov. El Ministerio de Defensa también dijo que cerca de 50 rebeldes fuertemente armados se lanzaron sobre una base que alberga misiles tierra-aire, sin conseguir su objetivo de tomar el recinto.

Otra versión de los separatistas

La versión que entregan los separatistas es distinta. Para ellos, es el gobierno el que ha violado el alto al fuego. “En Slaviansk continúan las operaciones militares”, dijo el autoproclamado primer ministro de la República Popular de Donetsk, no reconocida por Kiev, Alexander Boradaj. Boradaj culpó a Poroshenko de “una vez más no cumplir su promesa de un cese del fuego”. Sin embargo, no entregó detalles de estos presuntos ataques.

El plan de paz de Poroshenko, compuesto por 15 puntos, ofrece amnistía a quienes dejen las armas, exige la liberación de los rehenes y ofrece la creación de una zona de seguridad de diez kilómetros de ancho entre la frontera ruso-ucraniana para que se retiren las “fuerzas ilegales”. La iniciativa, sin embargo, fue criticada incluso en el propio Ejército de Ucrania. El comandante Andrei Bilezki calificó la propuesta como un “error estratégico”, pues se tomó sin haber asegurado las fronteras con Rusia.

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin, apoyó el alto al fuego y la iniciativa de paz, aunque dijo que ésta debe incluir negociaciones. De otra forma, no será realista, apuntó. Para el mandatario, la propuesta “no debe tener el carácter de ultimátum a las milicias” y debe ser aprovechada “para el comienzo de conversaciones constructivas y el logro de compromisos políticos entre las partes en conflicto en el este de Ucrania”.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

DW recomienda