1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania: Cese de hostilidades se respeta, con incidentes

Pese a enfrentamientos esporádicos, en general las armas callaron. Líder separatista defiende derecho a atacar Debaltsevo pese al acuerdo. Francia, Rusia, Ucrania y Alemania piden resolución de la ONU.

Los presidentes de Francia, Rusia y Ucrania, François Hollande, Vladimir Putin y Petro Poroshenko, y la canciller alemana, Angela Merkel, celebraron una teleconferencia en la que saludaron el hecho de que la tregua esté siendo mayormente respetada en el este de Ucrania. También se manifestaron preocupados por la continuidad de las luchas especialmente en torno a la localidad de Debaltsevo, indicó el viceportavoz de Merkel, Georg Streiter. Los mandatarios se comprometieron a poner su empeño para que el cese de hostilidades sea respetado plenamente y coincidieron en la necesidad de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas apruebe una resolución para respaldar el proceso de paz en Ucrania, comunicó el gobierno alemán.

El alto el fuego que comenzó a regir a las 22 horas (GMT) del sábado en el este de Ucrania se ha respetado en términos generales, de acuerdo a ambas partes, aunque hubo reportes de explosiones en la ciudad de Debaltsevo y Popasna, donde dos civiles perdieron la vida. Pese a ello, en el frente las armas parecen haber dado un respiro a la afligida ciudadanía. El acuerdo de paz fue alcanzado el miércoles 11 de febrero en una reunión en Minsk, capital de Bielorrusia.

“Las primeras horas son muy importantes, por ello estamos observando la situación con los militares. Es todavía demasiado pronto para sacar conclusiones”, dijo este domingo (15.02.2015) el portavoz gubernamental de Kiev, Sviatoslav Zegolko, mediante publicaciones en su página de Facebook. “Después de medianoche, los ataques cesaron en la mayoría de los puntos controlados por Ucrania en Lugansk”, dijo Hennadiy Moskal, líder de la administración local leal a Kiev.

“Sin embargo, un cese del fuego completo no ha sido verificado”, añadió el funcionario. Pocas horas antes de que entrara en vigor el acuerdo, hubo fuertes enfrentamientos por el control de Debaltsevo, un importante nudo de transportes que está en poder del Ejército. Tras el inicio del cese, las hostilidades han bajado de intensidad, pero no se han frenado del todo.

Derecho a atacar

El problema es que hay grupos de cosacos que dicen no responder a ningún líder de los representados en la mesa de negociaciones. Ellos serían quienes habrían disparado, causando las bajas. Posiblemente previendo un escenario así, y buscando evitar una escalada, la canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, François Hollande, llamaron por teléfono el sábado 14 de febrero tanto al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, como al líder ruso Vladimir Putin, para instarlos a que ayuden a cumplir el acuerdo de Minsk.

Por su parte, un líder separatista dijo a la agencia Reuters que, pese al cese de las hostilidades, los rebeldes podrían seguir bombardeando Debaltsevo, pues “es nuestro territorio”. “Por supuesto que podemos disparar. El territorio es nuestro”, dijo Eduard Basurin, aunque añadió que los rebeldes estaban respetando el acuerdo. Un testigo citado por la misma agencia aseguró que este domingo aún se escuchaba artillería viniendo de las afueras de la ciudad, donde las fuerzas de Kiev han sido presionadas desde hace semanas por los insurgentes.

DZC/RML (dpa, Reuters, AFP)