1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía, ¿por la paz o por la guerra?

Feleknas Uca representa al grupo pro-kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) en el Parlamento de Ankara. DW habló con esta política nacida en Alemania sobre las tensiones entre Turquía y su población kurda.

Nacida en Baja Sajonia, en el seno de una familia kurda, Feleknas Uca sobresalió hasta 2005 como la única diputada de origen yazidí en todo el mundo. Entre 1999 y 2009 representó al partido alemán La Izquierda en el Parlamento Europeo y desde junio de 2015 ocupa un puesto en la Gran Asamblea Nacional Turca en nombre del Partido Democrático de los Pueblos (HDP). Al obtener el 13 por ciento de los votos en las últimas elecciones legislativas, el HDP se convirtió en el primer grupo pro-kurdo en entrar al Parlamento de Ankara.

Deutsche Welle: Señora Uca, ¿qué hay detrás de la decisión del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de interrumpir las negociaciones de paz entre el Estado turco y su población turca?

Feleknas Uca: Detrás de todo eso hay razones de política interior. En los últimos días, tras el endurecimiento de la posición de Erdogan frente al autoproclamado Estado Islámico (EI), su Gobierno ha arremetido contra los funcionarios del Partido Democrático de los Pueblos (HDP). Más de un millar de personas han sido arrestadas, al presidente de la Gran Asamblea Nacional se le solicitó que revocara nuestra inmunidad parlamentaria y se está exigiendo la apertura de un proceso para ilegalizar al partido. La meta del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) es neutralizarnos políticamente de cara a futuras elecciones.

Feleknas Uca representa al partido pro-kurdo HDP en el Parlamento de Turquía.

Feleknas Uca representa al partido pro-kurdo HDP en el Parlamento de Turquía.

¿Cómo va a reaccionar el Partido Democrático de los Pueblos (HDP)?

Con talante democrático y pacífico, nosotros seguiremos buscando una solución para la cuestión kurda, proponiendo cambios para Turquía y oponiéndonos a que el país sea conducido hacia un conflicto armado. Esas eran nuestras metas cuando seis millones de personas votaron por el HDP en los últimos comicios legislativos y esos continúan siendo nuestros objetivos. Ahora le corresponde al resto de los demócratas en suelo turco y a los Estados europeos pronunciarse; también de ellos depende que Turquía se decida por la paz o por la guerra.

A petición de Turquía, el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) fue catalogado por la Unión Europea como una organización terrorista. ¿Cree usted que el HDP sea percibido por el PKK como un grupo de traidores?

No, para nada. Además, el PKK estaba preparado para deponer las armas y darle una solución pacífica a su conflicto con el Estado turco. El Gobierno de Erdogan y el AKP fueron quienes lo echaron todo a perder en nombre de sus intereses políticos particulares.

¿Teme usted por su integridad física en este momento?

Todos los habitantes de Turquía temen por su seguridad en este momento. Nadie aquí está seguro frente al Estado Islámico, que fue apoyado durante un buen tiempo por el Gobierno de Erdogan. Los miembros de ese grupo terrorista están en todas partes y nadie los detiene.

DW recomienda