1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Turquía busca atraer turistas de otros lugares

Ante la disminución de visitantes alemanes por las tensiones políticas, la industria turística turca ya ha comenzado a cortejar los mercados de Oriente Medio y de los Balcanes. Diego Cupolo informa desde Antalya.

Con montañas que se elevan abruptamente de las aguas color turquesa bordeadas por playas de arena natural, la costa mediterránea de Turquía parecía un mundo lejos de las turbulencias políticas de Ankara. Conocida como "la Riviera turca", la región atrajo a un número récord de turistas europeos hace sólo dos años, pero ha tenido dificultades para mantener esas cifras al profundizarse las diferencias entre los líderes de la Unión Europea y el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Sentado en una de las mesas vacías, el gerente del café bar Dem-Lik, en el centro de Antalya, la principal ciudad de la región, dijo a DW que antes había grandes grupos de europeos en el barrio. "Hace unos años, teníamos 15 mesas de europeos todas las noches, en su mayoría alemanes, pero el viernes noche tuvimos sólo tres mesas, lo que no es bueno teniendo en cuenta que es temporada alta", explicó. Y añadió que "eso se debe al empeoramiento de la situación de seguridad por el intento de golpe de Estado y las decenas de atentados terroristas sufridos en el último año.

Türkei - Tourismus in Antalya (DW/D. Cupolo)

La presencia de turistas rusos se ha recuperado, después del bajón tras el derribo de un caza en la frontera con Siria.

Ahora, las fuerzas especiales patrullan el histórico puerto romano donde está ubicada su cafetería, para gran consternación de los turistas, se queja. "A veces se detienen en nuestro bar por la noche", afirma. "No hacen nada, sólo miran quién está aquí, pero da la impresión de que van a realizar registros y, aunque nuestros clientes no tengan nada que ocultar, se ponen nerviosos y se van inmediatamente después".

Las autoridades alemanas han aconsejado no viajar al país, lo que podría agravar la situación de la industria turística de Turquía. El jueves, el ministro de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, dijo que la seguridad de los turistas no podría ser garantizada en Turquía tras el encarcelamiento del activista de derechos humanos alemán Peter Steudtner a principios de mes. Las advertencias podrían tener consecuencias nefastas.

Türkei - Tourismus in Antalya (DW/D. Cupolo)

Estas mesas solían estar llenas de alemanes no hace mucho.

Los alemanes constituyen el mayor grupo de visitantes a Turquía, representando el 15 por ciento de los turistas del país el año pasado.  En un país en el que el turismo representa el 13 por ciento de la economía y en el que el número de visitantes europeos viene disminuyendo desde 2014. Muchos operadores hoteleros de Antalya han comenzado a reorientar su comercialización hacia países de Oriente Medio y de los Balcanes para compensar sus pérdidas.

'Esto es política y no podemos hacer nada'

Mirando el flujo constante de clientes en bañador cruzando hacia la playa, Savas Er, gerente del hotel Sealife Family Resort dice que el negocio va bien. Lleva trabajando desde 1988 en el negocio y no le preocupa la actual crisis con Alemania, porque" seguramente será sólo temporal".

En 2016, su hotel sufrió una fuerte caída de los visitantes de Rusia tras el derribo de un avión de combate ruso en la frontera sur. Ahora se han recuperado ya los niveles de 2015. Este verano, ha estado recibiendo más clientes de Irán, Irak y los Balcanes. Cuando se le preguntó cómo puede evitar una posible reducción de los turistas alemanes, dijo que eso no está en sus manos: "Esto es política y no podemos hacer nada. Sólo nos centramos en hacer bien nuestro trabajo, manteniendo nuestra relación con los clientes, no con los políticos".

Türkei - Tourismus in Antalya (DW/D. Cupolo)

Los visitantes de los países árabes podrían compensar la bajada del turismo alemán.

Eso es fundamental.  Una recepcionista en el Porto Bello Hotel Resort cuenta que ha recibido llamadas desde Alemania para confirmar reservas a pesar de las advertencias del gobierno. "Ellos nos conocen y saben lo que ofrecemos, así que aunque haya una crisis en Turquía, ven a Antalya como un país distinto", dijo la recepcionista, pidiendo permanecer en el anonimato. "Muchos vienen aquí una vez al año, aunque les pagaran, no irían a otra ciudad de Turquía".

Más clientes de Oriente Medio

Mientras que los grandes complejos hoteleros han podido manejar las fluctuaciones del turismo, los pequeños hoteles de Antalya han tenido menos suerte. El Hotel Reutlingen solía recibir el 70 por ciento de sus reservas de Alemania, pero este año ese número ha caído a sólo el 10 por ciento, cuenta Mustafa, gerente de hotel. Ahora el hotel recibe principalmente turistas árabes y los ingresos han sido demasiado débiles para permanecer abiertos todo el año, como solía hacer el hotel.

Sin embargo, expresó su apoyo a la postura de Erdogan, diciendo que más visitantes de Oriente Medio podrían apuntalar la industria turística turca. "La UE está tratando de darnos una lección", dijo Mustafa. "Ellos están jugando con Turquía como con un muñeco. Y ya hemos tenido suficiente. Estamos buscando nuestro propio camino y seremos tan buenos en el futuro que los turistas no podrán permanecer lejos".

Cerca de ahí, en la playa, una pareja alemana disfruta de la vista desde su modesta autocaravana. Inquiridos sobre el tema, admiten que los recientes acontecimientos les produce inquietud, pero que no iban a afectar a sus vacaciones. "Hemos estado aquí tres meses y no hemos tenido problemas", dicen. "Nos encanta Turquía".


La Cámara de Comercio de Antalya y el Ministerio turco de Turismo no respondieron a la solicitud de entrevista de Deutsche Welle.

Autor: Diego Cupolo (LGC/ CP)