1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía acusa a kurdos y a Siria por atentado en Ankara

El primer ministro, Ahmet Davutoglu, también sostuvo que Damasco está involucrado. Otro ataque dejó seis muertos.

Un ciudadano sirio vinculado con las milicias kurdo-sirias habría sido el responsable del atentado ocurrido este miércoles en Ankara, donde perdieron la vida 28 personas, 26 de ellas miembros de las Fuerzas Armadas de Turquía. Así lo informó este jueves (18.02.2016) el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, durante un discurso televisado. Los rebeldes kurdos, calificados de “terroristas” por el Gobierno, estarían detrás del ataque, aunque Davutoglu también responsabilizó al régimen de Bashar al Assad.

“El ataque fue perpetrado por el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) en colaboración con una persona del YPG (Unidades de Protección del Pueblo, milicia kurdo--siria) que se infiltró en Turquía desde Siria”, dijo el premier, quien también aseguró que ya hay nueve detenidos por su relación con el atentado. La prensa había adelantado que la persona que hizo explotar un coche bomba al paso de un convoy militar, estaba registrado como refugiado y fue identificado como Salih Necar gracias a sus huellas dactilares.

Davutoglu hizo un llamado a sus aliados, en aparente referencia a Estados Unidos, a dejar de colaborar con las milicias kurdas, que son apoyadas por Washington en su combate contra el Estado Islámico en territorio sirio. Mientras las YPG negaban cualquier relación con el ataque, Davutoglu aseguraba que el Ejército turco seguirá atacando posiciones de las fuerzas de defensa kurdas en Siria, como consecuencia del atentado en Ankara.

Kurdos: “Pudo ser acto de venganza”

Asimismo, el premier advirtió a Rusia de no usar a las milicias kurdo-sirias en contra de Turquía e informó que en ataques realizados por la Fuerza Aérea de su país en el norte de Irak, varios altos mandos del PKK fueron abatidos. Por su parte, Cemil Bayik, un reconocido líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, dijo a la agencia kurda de noticias Firat que “no sabemos quién hizo esto. Pero pudo ser un acto de venganza por las masacres en el Kurdistán”.

En tanto, una bomba detonada por control remoto mató a seis miembros de las fuerzas de seguridad turcas en el sureste del país este jueves. El ataque ocurrió cuando un vehículo blindado transitaba por una carretera que une la ciudad de Diyarbakir, la mayor de esa región kurda, con Lice. Las tensiones entre Ankara y los kurdos se han incrementado desde que colapsó el débil proceso de paz, en julio pasado.

DZC (AFP, AP, Reuters)


DW recomienda