1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Trump causa temor y desconfianza a los alemanes

Nunca antes la toma de posesión de un presidente de Estados Unidos había generado tanta desconfianza en Alemania, tanto entre los políticos como entre la población. Solo algunos empresarios ven oportunidades.

Figura de Donald Trump en el Museo de cera de Madame Tussauds, en Londres.

Figura de Donald Trump en el Museo de cera de Madame Tussauds, en Londres.

"Si Trump hubiera sido candidato en Alemania, no habría ganado”, dice Michael Kunert, director del instituto de estadísticas Infratest Dimap. Sus sondeos muestran que, tras la elección de Trump, la confianza de los alemanes en Estados Unidos se desplomó. A la pregunta: "¿Es EE.UU. un socio fiable?", antes de la elección contestó cada segundo alemán que "sí". Después de la elección, sólo uno de cada cinco respondieron positivamente.

"La desconfianza alemana se extiende a todo el sistema político y electoral que hizo posible la victoria de Trump”, agrega Kunert. "Donald Trump me causa mucha preocupación", dice una joven transeúnte en el distrito gubernamental de Berlín y agrega que la aterra "no solo que haya ganado con mentiras, sino que es muy peligroso que otros políticos populistas se sientan ahora respaldados”, explica.

Marion Rößner, una partera en Berlín, está preocupada por la suerte de sus amigos en Estados Unidos. Kurt Weser, de la ciudad de Limburg an der Lahn,  se preocupa, por su parte, por razones políticas: la cooperación en conflictos internacionales y el futuro de la OTAN. "Lo que se ha dicho Trump hasta ahora no es muy convincente. Habrá que esperar a ver qué pasa", recomienda.

Escepticismo en la clase política

Una entrevista con Donald Trump, hecha por el amarillista periódico alemán Bild, sin que los periodistas le pidieran ninguna explicación  a las palabras insultantes sobre la OTAN y la canciller Merkel, confirmaron la idea que se tiene del nuevo presidente de Estados Unidos. "No hay ninguna indicación de que su mandato vaya a ser bueno", dijo Rainer Arnold,  portavoz de defensa del partido socialdemócrata (SPD) en el Bundestag. Arnold pone sus esperanzas en el sistema político de Estados Unidos.

Roderich Kiesewetter, presidente de la fracción conservadora del Comité de Asuntos Exteriores, apunta en la misma dirección. "No se debe ignorar el escepticismo, pero tampoco nos podemos dejar paralizar por la decepción: "Los europeos tenemos muchas cosas positivas con las que podemos enfrentar a Trump: nuestra democracia, la concepción de la política y las libertades individuales de los alemanes y de los ciudadanos de los países vecinos. Trump nos puede hacer recapacitar sobre nuestras propias fortalezas. Es una oportunidad para Europa", dice Kiesewetter.

Pero su colega parlamentario de La Izquierda, Jan van Aken, no se hace ilusiones: "Trump será la horrible agravación de la política exterior de George W. Bush", advierte.

Optimismo en el empresariado

"Tanto en la política como en la economía se habla de riesgos considerables con Trump, pero entre los hombres y mujeres de negocios hay una tendencia a considerar el cambio en la presidencia de EE. UU. como positivo", dice a DW Renate Köcher, directora del Instituto de demoscopía Allensbach.

Mientras la mitad de los altos cargos políticos cree que bajo Trump las relaciones de Estados Unidos con Europa se deteriorarán, el 64% de los empresarios espera que cree oportunidades para sus negocios. "En el mundo de los negocios hay que ser optimistas”, explica Köcher.

 

DW recomienda