Tribunal alemán rechaza acceso a archivos sobre dictadura argentina | Argentina | DW | 16.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Tribunal alemán rechaza acceso a archivos sobre dictadura argentina

La periodista alemana Gabriele Weber investiga el caso de 14 trabajadores de la planta Mercedes Benz en Buenos Aires, detenidos desaparecidos entre 1976 y 1983.

Desde hace décadas, la periodista, corresponsal e historiadora alemana Gabriele Weber investiga los crímenes de la dictadura militar en Argentina y la relación que pudieron tener organismos alemanes. El caso de los trabajadores de la empresa Mercedes Benz en Buenos Aires, secuestrados y desaparecidos, así como los vínculos en la apropiación de recién nacidos, son parte de las indagatorias que lleva a cabo la periodista.

Como parte de sus pesquisas, Gaby Weber exige tener acceso a archivos que se conservan en Alemania, para lo que hace tres años decidió recurrir a la justicia. Basándose en la garantía de acceso a la información pública, demandó a la Oficina Federal para la Protección de la Constitución. En la práctica, solicita a los servicios de inteligencia de Alemania que abran sus archivos y le permitan conocer los documentos que conservan relativos a las dictaduras militares en Sudamérica, especialmente en Argentina. Por ejemplo, registros de la embajada alemana en Buenos Aires.

"Debe haber información"

Tras una primera negativa, ahora se pronunció el Tribunal Superior de Münster, rechazando la demanda. "Dijeron que no saben si tienen algo, que les da mucho trabajo buscar, pues en el sótano tienen informaciones sin clasificar digitalmente. Esa fue la argumentación. No hay voluntad de colaborar, y si los jueces se ponen en esa postura, no va a cambiar nada”, dice Gaby Weber en entrevista con DW. "Es vergonzoso. Ni siquiera dicen que el material es secreto, sino que no saben si lo tienen y se niegan a buscarlo”, agrega.

La periodista anunció que apelará a la resolución ante la instancia superior. Aunque después de 30 años el acceso a documentos reservados es liberado, en la práctica no está garantizado. En este caso, los organismos alemanes han argumentado que la búsqueda de archivos en papel supone una carga administrativa tal, que no resulta razonable ni fundado acceder a la petición.

"Durante la dictadura en Argentina desaparecieron alemanes o personas de origen alemán y la diplomacia alemana no movió ni un dedo para liberarlos de los lugares de detención. Puesto que los servicios de inteligencia alemanes y argentinos trabajaron juntos, debe haber información al respecto”, afirma Gaby Weber.  "Otros gobiernos, como el inglés, lograron liberar a algunos de sus ciudadanos, pero los alemanes no hicieron nada, no movieron ni un dedo”, sostiene.

Gedenktafel vor der Daimler-Zentrale in Buenos Aires (Gaby Weber)

Viudas de empleados de Mercedes en un acto de conmemoración en la central de Daimler en Buenos Aires (abril de 2013).

Crímenes en planta de Mercedes Benz

Weber indaga el caso del secuestro y desaparición de 14 obreros de la planta Mercedes Benz en Buenos Aires, sobre el que filmó el documental "Milagros no hay”. Abogados en Alemania y en Argentina han hecho denuncias ante la justicia de sus respectivos países. Las acusaciones apuntarían a un alto directivo de Mercedes en Buenos Aires, quien habría entregado a trabajadores identificados como conflictivos.

"Durante la dictadura, se deshicieron de los sindicalistas combativos, simplemente denunciándolos  como subversivos ante los militares. Así se llevaron a 17 obreros, pero tres sobrevivieron y son testigos muy importantes. Llevamos la causa a Alemania, a todas las instancias, pero perdimos. En Argentina el caso no está cerrado formalmente, pero no se mueve nada”, indica.

Está también el caso de "un gerente de Mercedes Benz que fue secuestrado en 1975 y sobrevivió. Ahí se movieron los servicios de inteligencia alemanes, lo que hace suponer que debe haber material”, relata Gaby Weber.

Otra arista que ha investigado la periodista es la apropiación ilegal de recién nacidos de detenidas políticas, y el vínculo que habría con la empresa automotriz alemana. "Esto es testimonio jurado del director jurídico de la Mercedes Benz frente a un tribunal, quien dijo que regalaron aparatos de neonatología al hospital militar de Campo de Mayo, que fue el mayor centro de tortura del ejército. Después tenemos cinco gerentes que tienen chicos apropiados. Yo lo denuncié todo. Un caso está probado y el gerente de seguridad pasó dos años en la cárcel por esto, pero en los otros casos no. Hay una complicidad de la justicia con el poder económico que es tremenda, todavía hasta hoy”, apunta Gaby Weber.

A pesar de los obstáculos, la periodista seguirá investigando: "Yo llevo haciendo esto desde hace décadas. No es la primera vez, ni es la última. Como periodista, hay que ir a los archivos”.

Victoria Dannemann (ers/jov)

DW recomienda