Treinta bancos aceptaron canje de bonos para reducir deuda griega | Europa | DW | 07.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Treinta bancos aceptaron canje de bonos para reducir deuda griega

Atenas, Bruselas y el FMI esperan que Grecia logre sumar al acuerdo al 90% de los acreedores.

Un total de 30 bancos titulares de deuda soberana griega valorada en 81.000 millones de euros (106.000 millones de dólares) accedieron ya a participar en la operación de canje de bonos con la que Grecia pretende reducir su colosal volumen de deuda, informó hoy el Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

De acuerdo con esa institución, se trataría de un 39,3 por ciento del total de la deuda helena en bonos, que asciende a 206.000 millones de euros y que acercaría a Grecia a la tasa de participación del 66,7 por ciento requerida para que el gobierno en Atenas pueda obligar a sumarse al programa de canje a la mayoría de tenedores de bonos.

El segundo mayor banco de Francia, Generali, la entidad italiana Unicredit, así como seis de los mayores bancos griegos, que poseen en torno a unos 40.000 millones de euros en deuda griega, estaban entre la lista de entidades que se disponen a perder un 53,5 por ciento del valor de su inversión en la operación de canje.

Entre los 30 inversores mencionados por el IIF están 12 bancos que anunciaron su acuerdo a comienzos de esta semana. También se sumaron al acuerdo fondos de pensiones helenos. Los acreedores tienen de plazo hasta las 20:00 horas GMT de este jueves para suscribir el acuerdo de reestructuración, que es vital para que el gobierno en Atenas pueda recibir un segundo paquete de ayudas por valor de 130.000 millones de euros y evitar así la suspensión de pagos.

El IFF ya había advertido de que la quiebra de Grecia acarrearía un coste de más de un billón de euros. Después de que el diario "Kathimerini" informara de que cinco fondos de pensiones, que aglutinan en total 2.000 millones de euros en títulos de deuda, no participarían del programa de canje, el ministro de Finanzas Evangelos Venizelos advirtió de que saldríanperdiendo con su decisión.

"Su participación es crucial", sostuvo el titular de Finanzas. "Es perjudicial para los intereses nacionales y para los intereses de los fondos, así como para los intereses de los pensionistas y trabajadores". "Si el acuerdo fracasa, ¿cuánto valdrán sus bonos? ¡Cero!", aseveró.

Atenas, Bruselas y el FMI esperan que Grecia logre sumar al acuerdo al 90 por ciento de los acreedores. En caso de que el respaldo sea inferior, el gobierno heleno podría recurrir a las cláusulas retroactivas de reestructuración, las llamadas Cláusulas de Acción Colectiva (CAC), con las que se puede forzar a los acreedores a renunciar a recuperar su inversión.

Entidades como BNP Paribas, Crédit Agricole, Deutsche Bank, Commerzbank, ING Bank, BBVA, Intesa San Paolo, Unicredit o el Royal Bank of Scotland, así como la aseguradora Axa, ya manifestaron su disposición a sumarse al acuerdo entre Grecia y sus acreedores.

dpa

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda