1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Tras las huellas del Dr. Muerte

Las autoridades alemanas quieren hallar el cadáver del criminal nazi más buscado, Aribert Heim, conocido como “Dr. Muerte”, que habría fallecido en 1992 en Egipto según recientes informes periodísticos.

default

Foto de Aribert Heim, hecha pública por la Oficina Federal de Investigaciones Criminales de Alemania en 1950.

“Intentaremos hallar sus restos mortales”, dijo un portavoz de la Policía del Estado de Baden-Wurtemberg, pues “tenemos serios indicios de que Heim murió en El Cairo en 1992”.

La cadena alemana de televisión ZDF y el diario “New York Times” habían informado ayer (05.02.2009) que, según investigaciones propias, Heim se convirtió al islam a comienzos de los años 80 y adoptó el nombre de Tarek Farid Hussein.

ZDF afirmó que en el curso de las investigaciones habló con testigos oculares e incluso encontró una cartera con más de cien documentos, entre ellos un pasaporte egipcio de Heim y cartas personales, que “prueban que Hussein y el buscado Aribert Heim son una y la misma persona”.

El hijo de Heim, Rüdiger, le dijo a ZDF que visitó a su padre por primera vez en El Cairo a mediados de los años 70 y que lo cuidó varios meses luego de una operación por cáncer a comienzos de los años 90. El diagnóstico fue de “incurable”, según el hijo, que agregó que su padre murió en 1992.

El más buscado de los criminales nazis

Aribert Heim es el número uno en la lista de criminales nazis más buscados por el Centro Simon Wiesenthal, que comentó las informaciones con reserva: “No hay tumba, no hay cadáver ni prueba de ADN”, dijo su director, Efraim Zuroff a la agencia AP.

Si bien es posible que Heim haya muerto en Egipto, agregó, la historia es “demasiado perfecta”. “Hay personas que tienen interés en declararlo muerto”, explicó Yuroff. Con respecto a las afirmaciones de Rüdiger Heim, dijo: “O bien miente ahora o mintió antes”, ya que anteriormente había dicho que no sabía si su padre estaba muerto o no.

En agosto pasado, el Centro Wiesenthal había informado que estaba tras las huellas de Heim, quien se encontraría “cerca de su hija, en el sur de Chile, o en la Argentina”. Un indicio de que Heim aún vive es una cuenta en la que está depositada una abultada suma, según el Centro Wiesenthal, que calcula en 1,2 millones de euros el patrimonio al que tiene derecho Rüdiger Heim.

De una crueldad inimaginable

También expertos de la “Central para Aclarar los Crímenes Nacionalsocialistas” mayor autoridad mundial de búsqueda de antiguos nazis, con sede en Ludwigsburgo, tienen serias dudas acerca de la veracidad de los informes. “No estoy convencido de que los resultados de las investigaciones periodísticas sean correctos. Bien puede ser que alguien quiera sembrar confusión”, dijo Joachim Riedel, vicedirector de la central.

Aribert Heim, nacido en 1914 en Austria, está considerado un médico de campo de concentración extremadamente cruel. Fue “el peor de todos los médicos de Mauthausen”, declaró un ex prisionero político en 1949. Temido era, agregó, por inyectar a sus víctimas veneno directamente en el corazón y llevar a cabo operaciones sin anestesia.

Otros testigos han declarado que hizo construir una pantalla de lámpara para el comandante del campo con la piel curtida de un prisionero. A menudo su nombre es asociado con el de Josef Mengele, que también llevó a cabo, en Auschwitz, experimentos con prisioneros de una inimaginable crueldad.

DW recomienda