Tranquila reapertura de bancos en Chipre | Economía | DW | 28.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Tranquila reapertura de bancos en Chipre

Los bancos chipriotas reabrieron tras casi dos semanas de cierre, bajo fuertes medidas de seguridad, con restricciones y controles al movimiento de capitales, sin que se produjeran grandes incidentes, informó la policía.

La afluencia a las sucursales bancarias, cerradas desde el 16 de marzo, se produjo de forma relativamente ordenada y, unas horas después de la apertura en horas del mediodía local (10:00 GMT), poca gente seguía haciendo cola a las puertas de los bancos. Los bancos abrieron hasta las seis de la tarde (16:00 GMT).

Las oficinas del segundo banco del país, el Laiki, no abrieron a tiempo debido a un retraso en el sistema informático del banco. Pero testigos señalaron que en la filial del banco en Makedonitissa, un barrio del este de la capital Nicosia, sólo quedaban unos siete clientes esperando dos horas y media después de la apertura. Tampoco hay ya grandes colas en el centro de la capital Nicosia o en las ciudades portuarias de Limassol y Larnaka, mientras la situación es también tranquila en el oeste de la isla en la ciudad turística de Paphos, informaron la radio y la televisión del país.

Ver el video 01:07

Chipre: los bancos volvieron a abrir sus puertas

Se esperaba una afluencia masiva a los bancos tras casi dos semanas de cierre en las que los grecochipriotas sólo tuvieron acceso al dinero en efectivo de los cajeros automáticos. Sin embargo, pese a las colas que se formaron, las advertencias continuas difundidas por los medios de comunicación evitaron aglomeraciones e incidentes. Los clientes entraron en los bancos en grupos de diez en diez para evitar tumultos.

El presidente del país, Nikos Anastasiades, agradeció a todos los ciudadanos chipriotas y saludó el comportamiento de sus ciudadanos por su "madurez". La reapertura estuvo acompañada de fuertes medidas de seguridad. Las patrullas policiales fueron constantes desde esta mañana en el centro de la capital y la policía vigiló la situación en cada uno de los bancos. También hubo vigilantes privados apostados en las puertas de todos los bancos.

Restricciones

Las operaciones están sometidas a duras restricciones para evitar la fuga masiva de capital.

Las operaciones están sometidas a duras restricciones para evitar la fuga masiva de capital.

El banco central de Chipre recibió el miércoles 5.000 millones de euros en dinero en efectivo del Banco Central Europeo en preparación para la afluencia de la población a los bancos. Sin embargo, las operaciones de los clientes están sometidas a duras restricciones para evitar la huida masiva de capital. Por persona y cuenta se podrá sacar un máximo de 300 euros al día.

El límite de los pagos al extranjero y transferencias es de 5.000 euros y no se liquidaron cheques, aunque sí se aceptó su depósito. Los chipriotas no pueden salir del país con más de 1.000 euros y los estudiantes en el extranjero sólo pueden recibir un máximo de 5.000 euros al trimestre para sus gastos. Tampoco se permite sacar depósitos a plazo fijo antes de su vencimiento.

Según los cálculos del Banco Central, estas restricciones durarán cerca de un mes, explicó a los periodistas el ministro de Relaciones Exteriores de Chipre, Ioannis Kasoulides. El Gobierno había dicho inicialmente que los controles estarían en vigor por alrededor de una semana, sujeto a revisión. Los economistas dicen que serán difíciles de levantar mientras la economía de la pequeña isla mediterránea esté en crisis.

Corralito, "por motivos de interés público"

Mientras tanto, la Comisión Europea defendió las fuertes restricciones impuestas al movimiento de capital y aseguró que están cubiertas por el Tratado de la Unión Europea. Según jurisprudencia del Tribunal Europeo (EuGH), ese "corralito" se permite por motivos de interés público: "En la situación actual la estabilidad de los mercados financieros y del sistema bancario en Chipre son cuestión de interés y de orden público, por lo que estarían permitidas restricciones limitadas temporalmente al tráfico de capital", escribió la Comisión en un comunicado.

La Comisión recordó sin embargo que los límites deben ser adecuados a la situación y limitados al menor tiempo posible y la libertad de movimiento del capital "reinstaurada lo antes posible". Chipre prevé aplicar estas restricciones en un principio durante siete días y después decidirá si fuese necesario prolongarlas.

rml (dpa, reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema