“Thank you, Mr. Jobs” | La prensa opina | DW | 07.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“Thank you, Mr. Jobs”

Steve Jobs, el hombre que hizo de Apple uno de los consorcios informáticos más rentables del mundo, se marcha dejando un vacío. Sobre las luces y sombras de un personaje sin duda genial escribe la prensa europea.

A message is displayed on the window of an Apple, Inc. store in Santa Monica, Calif., Wednesday, Oct. 5, 2011. Steve Jobs, the Apple founder and former CEO who invented and masterfully marketed ever-sleeker gadgets that transformed everyday technology, from the personal computer to the iPod and iPhone, has died. He was 56. (AP Photo/Jae C. Hong)

Steve Jobs, uno de los fundadores de la marca Apple, falleció a los 56 años.

La Reppublica, de Roma: “Steve Jobs ha muerto. Y como los grandes guerreros de la Sabana, que se desvanecen en el aire y dejan tras de sí su perenne mito, también este ‘caballo loco’ se ha vuelto inmortal. Él convirtió lo banal en extraordinario y hasta la tecnología de más incomprensible en tentadora. Quizás fuimos realmente ‘foolish’, tal y como él quería: un poco locos, un poco tontos. Pero nos dejamos convertir a la celestial iglesia Apple. Y fue bonito mientras duró. Thank you, Mr. Jobs.”
 
Carismático, despiadado
 
Dnewnik, de Sofía: “Emocional, exigente y en opinión de muchos insustituible. Visionario y virtuoso. Líder único, cuyo vacío será difícil de cubrir. Un hombre talentoso y soñador como el mundo de la tecnología no había conocido desde hacía generaciones. Un negociante extraordinario, mercader y maestro en los tratos. Carismático, despiadado, perfeccionista y dictador. La lista de las descripciones que de Steve Jobs dan sus admiradores y críticos podría ser aún más larga. Indiscutible es que bajo su dirección Apple consiguió cambiar la vida de millones de personas en todo el mundo, y logró que éstas acogieran la tecnología con los brazos abiertos como nunca antes.”
 
Un conquistador, no un revolucionario
 
Lidove Noviny, de Praga: “El director de cine [Steven] Spielberg dijo de él que se trataba de uno de los grandes inventores desde Edison. Nunca fue tal cosa, ya que su nombre no estaba tras una serie equiparable de descubrimientos, desde el fonógrafo hasta el caucho artificial, pasando por la bombilla. Jobs tuvo una idea genial: convertir en fácil el manejo de la tecnología complicada. Ese principio lo supo comercializar a la perfección. Transformó los canales de distribución de la música y llevó Internet al teléfono móvil. No eran novedades revolucionarias, pero conquistaron a millones de personas.”
 
Fundador de un imperio
 
Süddeutsche Zeitung, de Múnich: “Jobs entendió que quid de la cuestión estaba en ofrecerle a la gente cosas que pudieran necesitar, fueran divertidas y al mismo tiempo bonitas. […] Su historia de inventor de garaje a multimillonario se ha contado tantas veces, que ha abandonado ya el reino de la realidad para adentrarse en el de las leyendas. La razón es que Jobs fue uno de esos personajes extraordinarios, capaces bajo determinadas condiciones de levantar un imperio de la nada. Algunos de esos imperios sobrevivieron a sus fundadores. Otros no, sobre todo cuando el carisma, la creatividad y la valentía del creador habían sido determinantes en el alza.”
 
La mitificación, su mayor invento
 
Libération, de París: “A pesar del éxito, Apple ha sabido conservar su fama de empresa estética, moderna e incluso crítica. Ha logrado conservar el áura de haber nacido en un garaje y el espíritu californiano. Esta mitificación es una de las grandes invenciones de Steve Jobs, puesto que Apple no deja de ser hija de su tiempo y, como hacen otras, gana montañas de dinero practicando el dumping social, confeccionando sus productos en fábricas-bunker chinas.”
 
LB/ dpa
Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda